Bonadio rechazó la excarcelación de todos los empresarios detenidos

Tal como estaba estipulado, el juez federal Claudio Bonadio definió el destino de los empresarios detenidos en el marco del escándalo de los denominados “cuadernos de la corrupción”. Los defensores de los hombres de negocios habían pedido su excarcelación. Carlos Stornelli se pronunció hoy en contra de las excarcelaciones. Ahora, Bonadio adoptó la misma postura que el fiscal.

Tras la decisión de Stornelli, los empresarios apresados en la causa que investiga las supuestas coimas hechas a ex funcionarios kirchneristas a cambio de obra pública aún guardaban esperanzas de que Bonadio les concediera la libertad. No importaba el precio. Los acusados aguardaban ansiosos la decisión del magistrado. Las esperanzas se desplomaría escasos minutos despuués del pronunciamiento del fiscal.

Los hombres de negocios a los que no se les concedió la excarcelación son Juan Carlos de Goycochea, de la compañía Isolux; el titular de la empresa Esuco y expresidente de la Cámara Argentina de Construcción, Carlos Wagner; Carlos Mundin, de BTU; Claudio Javier Glazman, de Sociedad Latinoamericana de Inversiones; Armando Loson, del Grupo Albanesi; Héctor Javier Sánchez Caballero, de Iecsa; así como Jorge Neira y Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería.

Hasta último momento, todos los integrantes de esta nómina de detenidos apostaban que serían liberados por decisión del juez federal Claudio Bonadio basándose en las diferencias que mantienen con los exfuncionarios detenidos, quienes en el marco de la red de supuestas coimas para obtener obra pública detentaban más poder y obligaciones.

Si el juez de la causa aprobaba las liberaciones, los abogados habían confirmado que sus clientes pagarían los precios que fueran necesarios. Sus esperanzas se encontraban cargadas por la postura tomada en la acusación leída ayer en sede judicial. Vale señalar que, según Bonadio, la red de sobornos que funcionó entre 2008 y 2015 estuvo “comandada por Néstor y Cristina Kirchner”.

Según la investigación, “el dinero era entregado alternativamente a los titulares del Poder Ejecutivo o a sus secretarios privados”. Asimismo, el magistrado estableció que la asociación ilícita que funcionó “aproximadamente entre 2008 y noviembre de 2015” estuvo organizada por el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, así como por su mano derecha en dicha cartera, Roberto Baratta.

“La maniobra fue organizada por Julio De Vido y Roberto Baratta, quienes se encargaban de realizar los cobros indebidos”, se enfatiza en la acusación. Con estos datos, los abogados trataban de calmar a sus clientes que no veían la hora de ser excarcelados. Ahora, sus esperanzas se han desinflado. Ni el fiscal Stornelli ni el juez Bonadio aprobaron ninguna de sus liberaciones y, en efecto, seguirán presos. Sin dudas, lo harán sumando rencor hacia el exchofer de Baratta, Oscar Centeno.

El denominado “remisero del chofer” ratificó ayer en los tribunales de Comodoro Py ser el autor de los “cuadernos de la corrupción”. “Son míos, yo los escribí”, sostuvo el jueves Centeno ante Carlos Stornelli. En los diarios escribió los nombres de los empresarios vinculados a las coimas por obra pública, las direcciones, los montos, las patentes de los autos y tantos otros detalles que han llevado a muchos a comparar la investigación en curso con el “Lava Jato” brasileño.

El Intransigente

Compartinos en...

Comentários: