Confirman el procesamiento de Ricardo Echegaray por contrabando agravado

La Justicia confirmó el procesamiento de Ricardo Echegaray por contrabando agravado, por irregularidades en la autorización del ingreso de un vehículo de alta gama con patente diplomática. La Cámara en lo Penal Económico ratificó la medida sobre el exfuncionario K en su paso como director de la Aduana, mientras que revocó la fianza de $ 1 millón que el juez de primera instancia le había fijado como condición para permanecer en libertad, modificándola a una caución juratoria.

Echegaray es investigado en esta causa por haberle otorgado el permiso de ingreso de un auto a una representación diplomática de Taiwan en la Argentina en 2006. El vehículo en cuestión entró el país sin pagar impuestos por ser destinado a un diplomático, pero luego fue vendido a un particular.

Estaba destinado a Chun Teh Hsieh, que era representante de la Oficina Comercial y Cultural de Taipei (Taiwán). Junto a Echegaray, el diplomático habría estado al tanto de que no correspondía autorizar la importación del vehículo de alta gama mediante este régimen, de acuerdo a la causa.

Echegaray autorizó la importación del vehículo a través de la nota 1434 del 2006 y fue despachado a plaza el 22 de enero de 2007, sin abonar derechos aduaneros. “El importador Hsieh no se encontraba comprendido en alguna de las categorías de beneficiarios establecidas en ese régimen especial, ya que la República Argentina no mantiene relaciones diplomáticas ni vínculos oficiales con el país que aquel representaba”, indicaron los camaristas Edmundo Hendler, Nicanor Repeto y Juan Carlos Bonzon, de la Sala A del tribunal, que confirmaron el procesamiento.

“Además la franquicia utilizada fue gestionada y concebida al margen del procedimiento específicamente establecido en dicho régimen, ya que el goce del beneficio no fue solicitado mediante el formulario de estilo que debe presentarse ante la Dirección Nacional de Ceremonial y por ende no se cumplió con la verificación”, argumentaron. Por eso los jueces tuvieron en cuenta que la autorización de la entrada del vehículo se gestionó por una “simple nota” que Hsieh le mandó a Echegaray, sumado a que no hubo intervención de la Cancillería, el organismo correspondiente.

Con este fallo la Cámara ratificó el procesamiento de Echegaray que había dispuesto el juez en lo penal económico Diego Amarante. Además confirmó la prohibición de salida del país, la obligación de no ausentarse por más de 72 horas de su domicilio y de tener que presentarse periódicamente en el juzgado.

Aunque dejó sin efecto la caución de un millón de pesos que Amarante le había fijado como condición para seguir en libertad. Echegaray ya había depositado ese monto, por lo que le devolverán ese dinero y podrá seguir en libertad bajo “caución juratoria” (promesa de presentarse siempre que sea llamado por el juez, y fijar domicilio).

Echegaray se enfrenta a un duro panorama judicial, ya que además de esta causa va a juicio oral por falso testimonio contra el exministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay y fue involucrado en el juicio por la venta de la ex-Ciccone Calcográfica. Además está procesado por la megaevasión de la empresa petrolera Oil de Cristóbal López (por sobreprecios en una licitación de la AFIP) y por negociaciones incompatibles con la función pública (por eximir del pago de impuestos a empresas prestatarias del servicio de TV por cable).

el territorio

Compartinos en...

Comentários: