De Vido, más complicado por beneficiar a Odebrecht

La Cámara Federal confirmó ayer el procesamiento del exministro de Planificación Federal Julio De Vido en la causa en que se lo acusa de beneficiar a la empresa brasileña Odebrecht con contratos para la construcción de dos gasoductos.

Se trata del caso conocido como “Skanska II”. De Vido había sido procesado en abril pasado por el juez Daniel Rafecas y ahora la Cámara confirmó la decisión. El nuevo fallo, que deja a De Vido a las puertas de un juicio oral, lleva las firmas de los camaristas Martín Irurzun y Mariano Llorens. De Vido, hoy diputado nacional, fue desaforado por el Congreso y está preso desde octubre de 2017, acusado de un desvío de más de 265 millones de pesos en las obras de la mina de Río Turbio.

En Skanska II está procesado junto con el exsecretario de Energía Daniel Cameron, que era además presidente de Cammesa, la empresa que regula el mercado mayorista eléctrico. Ambos, por el delito de “negociaciones incompatibles en el ejercicio de la función pública”; Cameron, como “autor”, y De Vido, como “cómplice necesario”.

Según la Cámara, los dos intervinieron en la licitación para la ampliación de los gasoductos TGN y TGS con el objetivo de favorecer a Odebrecht. Cammeron, en forma directa. En el caso de De Vido, la Cámara sostiene que para “licuar responsabilidades” creó un “esquema delegativo que favoreció y facilitó la posterior contratación de la Constructora Odebrecht por parte de Cammesa”. Para los camaristas, De Vido tuvo un “rol esencial” en la maniobra y la delegación “no puede avalar una eximición de responsabilidad penal”. El Poder Ejecutivo lo había puesto en “pleno dominio sobre el destino de las obras”.

la nacion

Compartinos en...

Comentários: