Descubren una molécula que retrasa el envejecimiento vascular

Una molécula producida durante el ayuno o la restricción calórica tiene efectos antievejecimiento en el sistema vascular, lo que podría reducir la aparición y gravedad de las enfermedades humanas relacionadas con los vasos sanguíneos, como las enfermedades cardiovasculares, según un estudio dirigido por la Universidad Estatal de Georgia.

“A medida que las personas envejecen, son más susceptibles a las enfermedades, como el cáncer, las patologías cardiovasculares o la enfermedad de Alzheimer”, afirma el doctor Ming-Hui Zou, autor principal del estudio y director del Centro de Medicina Molecular y Traslacional de Georgia. “La edad es el factor de riesgo más importante para las enfermedades humanas. Cómo retrasar el envejecimiento es una vía importante para reducir este impacto y la gravedad de las enfermedades humanas”.

“La parte más importante del envejecimiento es el vascular”, afirma. Cuando las personas envejecen, los vasos que suministran diferentes órganos son los más sensibles y están más sujetos al daño del envejecimiento, por lo que es muy importante estudiar el envejecimiento vascular. Este estudio se centra en qué tipo de cambios ocurren y cómo prevenir este envejecimiento.

En este estudio, el equipo de investigación explora el vínculo entre la restricción calórica (comer menos o ayunar) y retrasar el envejecimiento, que se desconoce y ha sido poco estudiado.

Los investigadores identificaron una molécula pequeña e importante que se produce durante las condiciones de restricción de ayuno o calorías. La molécula,β-hidroxibutirato, es un tipo de cetona o una molécula soluble en agua que es producido por el hígado a partir de ácidos grasos durante períodos de baja ingesta de alimentos, dietas restrictivas de carbohidratos, inanición y ejercicio prolongado.

“Creemos que este es un descubrimiento muy importante, y estamos trabajando para encontrar un nuevo químico que pueda imitar el efecto de la función de esta cetona”, afirma el mismo experto.

No Sabes Nada

Compartinos en...

Comentários: