Desentrañar la historia de la mano de los escritos jesuitas

“Tratamos de valorar más que a los ladrillos, a las personas que, como Lorenzana, habitaron este lugar y construyeron la historia”, explicó Carlos Page, a cargo del estudio introductorio, la edición crítica y notas del libro La biografía del jesuita Marciel de Lorenzana, precursor de las misiones del Paraguay escrita por el padre Diego de Boroa (1585-1657).

En este marco, Page destacó la edición de este material “que desentraña lo que pasó y nos permite entender un poco más lo que pasa” con los guaraníes en ese entonces o con los mapuches ahora, por ejemplo.

Además, la escritura de Boroa, fiel al estilo barroco de la época, es sumamente detallista y narra de primera mano hechos y circunstancias que le tocaron vivir a estos religiosos en las primeras misiones conocidas. Uno de los aspectos que sobresale en su escrito, según Page, es la descripción de la tensa relación entre los comendadores y los jesuitas que defendían a los guaraníes de los busos autoritarios y que se fue acrecentando con el tiempo.

El episodio que se retrata en esta oportunidad, es el momento en que Lorenzana se levantó contra una brutal represión que habían sufrido los indígenas por una falsa acusación de las autoridades y por esa actitud es repudiado por los comendadores, que le pedían abandonara la Iglesia.

Cabe resaltar que la publicación de la biografía del padre Marciel es parte de un proyecto del programa de investigación “Antiguos Jesuitas en Iberoamérica” del Ciecs-Conicet/UNC. De esta manera, el estudio busca revalorizar una obra inédita de Boroa, quien llegado de España, alcanzó a ser provincial del Paraguay (1634-1640), pero que falleció luego en la reducción de San Miguel en Rio Grande do Sul.

Tal como explicó Page, Boroa escribe la biografía de Lorenzana pero sin la intención de editarla y por eso es que los escritos quedaron en el olvido. Sin embargo postula que hay varias copias del texto además de la encontrada en Roma, que originó esta publicación, que de alguna manera revive la historia de las misiones jesuíticas exaltando a sus protagonistas directos.
Más detalles de la fascinante historia y del estudio que da vida a este libro, podrán descubrirse en la presentación que protagonizará Page mañana a las 19.30 en el museo Aníbal Cambas.

Por otro lado, el arquitecto y doctor en historia adelantó a El Territorio que se encuentra trabajando en un nuevo proyecto sobre los inicios reduccionales en el Guayrá, los primeros contactos de los jesuitas de las Asistencias tanto de Portugal como España. La investigación explica que el Guayrá es la primera región que alcanzaron los jesuitas del Brasil, conformándose como el antecedente de la gesta jesuítica reduccional del Paraguay.

Los protagonistas
Los estudiosos plantean que Diego de Boroa fue un prolífico historiador que trabajó el género biográfico como ninguno en su época, quedando su obra injustamente inédita. El misionero escribió sobre Roque González y Francisco de Alfaro, entre otros.
Marcial Lorenzana por su parte, es una figura destacada en la historia jesuítica ya que fue el primer misionero de la Asistencia de España que llegó al Paraguay. Allí lo esperaba el padre Saloni quien desde la residencia de Asunción lo llevó a las afueras de la ciudad en misión itinerante, teniendo el primer contacto con los guaraníes (1593). No solo eso sino que también viajaron juntos a Villarrica, donde debe haber tenido oportunidad de ver las poblaciones de indígenas cristianos que había logrado agrupar el padre Manuel Ortega.

Toda esa experiencia en cuanto al conocimiento de la lengua y costumbres guaraníes las aplicó con el tiempo, al fundar la reducción de San Ignacio Guazú (1609), cuando ya estaba creada la Provincia Jesuítica del Paraguay.

Fuente: El Territorio

Compartinos en...

Ultimos comentarios

Diario Misiones no se responsabiliza por los comentarios de terceros.