Dos apostadores murieron de la emoción tras ganar en el casino

La suerte no fue tal para un hombre de 56 años, quien falleció en el casino City Center de la ciudad de Rosario al sufrir un paro cardiorrespiratorio, tras ganar una importante suma de dinero. En tanto, un segundo caso ocurrido en la madrugada del martes, es decir apenas horas más tarde del primer episodio, también terminó con un trágico final para otro hombre, de 69 años.

Los hechos tuvieron lugar en el establecimiento ubicado en el Boulevard Nicasio Oroño entre las calles Battle y Ordóñez, donde Oscar H. se descompensó en la jornada del lunes luego de ganar un premio de $16.000. En ese momento la víctima fue atendida en el área de emergencia que se encontraba en el casino y, posteriormente, por personal de la empresa de salud Ecco, pero pese a que se le realizaron maniobras de reanimación, no pudieron hacer nada y murió en el lugar.

Tras el dramático momento, las autoridades del City Center se encargaron de que la familia del infortunado hombre recibiera el premio que había ganado. Por el momento la identidad del fallecido, que estaba sólo en el lugar, no fue difundida. En el caso interviene la fiscal Donato Trota, de la Unidad de Homicidios Culposos, junto a personal de la comisaría 21 de dicha ciudad.

Lo cierto es que otro caso trágico ocurrió en el mismo lugar, ya que seis horas después de transcurrido el primer hecho, se conoció otro deceso de un hombre de 69 años que también estaba jugando en el casino. Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicaron que a la una se dio aviso a la Unidad de Homicidios Culposos -con el fiscal Trota en turno- del fallecimiento de José D, de 69 años, oriundo de la localidad santafesina de Roldán, a consecuencia de una descompensación y posterior paro cardiorrespiratorio también por estar ganando en el escolaso.

En el ojo de la tormenta

Lo cierto es que si bien ambas muertes tuvieron lugar por causas naturales, los casinos y lugares de diversión comienzan a estar en el ojo de la tormenta, ya que la adrenalina que significa el jugar en las máquinas, más allá de ganar o perder, es un tema de debate sobre la existencia de estos lugares que parecen generar ciertos sentimientos en los jugadores compulsivos.

El cardiólogo Rafael Díaz analizó la incidencia de las emociones en un evento coronario y la patología de base de los pacientes. “Siempre hay un episodio emocional relacionado a estos eventos, es un gatillo pero no la causa”, señaló en un medio local. “En el contexto real no hay que alarmarse”, contó.

Cronica

Compartinos en...

Comentários: