El dólar impactará en los precios de las naftas y productos importados

El dólar no da descanso alguno. La nueva variación que se dio ayer hizo que la divisa estadounidense se venda en Posadas a 32 pesos y en Bernardo de Irigoyen a 32,15. Ante este panorama, se estima que en los próximos días se dará el pass through (el traslado de la suba del tipo de cambio a los precios). En Misiones, sufrirán variaciones en los precios los productos importados, de consumo masivo y -de nuevo- los combustibles.
Uno de los impactos que se espera ver los primeros días de septiembre a raíz de esta escalada del dólar será en los productos que son importados.
En diálogo con El Territorio, el presidente de la Cámara de Comercio de Posadas, Carlos María Beigbeder, expuso que “sube el dólar y los productos sufren variaciones”. La subas se darían en el orden del 10 y el 20 por ciento. Entre ellos, se destacan los electrodomésticos y electrónica.
En el caso de los productos de industria local, acompañan la devaluación pero en menor medida, explican los especialistas en economía.
Las variaciones en los precios también se verían reflejadas en los productos de consumo masivo. Por lo general, en esta rama el traslado se observa de forma más inmediata. Sin embargo, la caída de consumo provocaría que el proceso sea más lento.
Beigbeder señaló al respecto que “los precios seguirán subiendo y las ventas son muy malas”. Aclaró que, si bien no se notan muchos cruces al Paraguay, no se registran muchas ventas en la zona.
En este punto, comerciantes posadeños habían indicado que “se registran compras con tarjeta de crédito en esta época del año, ya que los compradores se animan a gastar un poco más”.

Las naftas sin techo
En el caso de los combustibles, se estima que en los próximos días volverían a subir. Se prevé que el incremento rondaría el orden del 5 por ciento.
El titula de la Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste (Cesane), Faruk Jalaf, manifestó que “había un retraso del 10 por ciento y eso se vería agravado por el incremento del barril de petróleo que subió unos 4 dólares. Por lo tanto, se calcula que habrá un aumento similar al anterior”.
En cuanto a la comercialización de los combustibles, expuso que la caída en las ventas se considera normal. “La gente previene y carga el tanque antes de que aumente el precio, por lo tanto después tiene el tanque lleno por una semana o diez días”, subrayó.
Consideró que la caída ronda el 5 por ciento, pero la merma también estuvo asociada a la falta de combustible.
Por su parte, desde Bernardo de Irigoyen, estacioneros remarcaron que, “si el dólar sube, se vende más porque en Brasil queda más caro”.
Especificaron que la semana pasada en Brasil la moneda estadounidense pasó de 3,70 reales a 4,20. “Ahí fue cuando quedó medio igual que acá”, sostuvieron.
Por último, expusieron que “hasta ahora se vende de forma normal, aunque se nota una merma en la venta del diésel, porque en este caso sí hay una diferencia importante con Brasil”.
Según averiguó este medio, la diferencia es de 4 o 5 pesos menos, según la compañía brasileña.

Dujovne pidió al FMI que libere 3.000 millones de dólares
El ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, pidió ayer al Fondo Monetario Internacional (FMI) que libere en septiembre 3.000 millones de dólares de los 50.000 millones del acuerdo stand by, según consignó Ámbito Financiero. Además, solicitó que se removiera del acuerdo un plan para que el Tesoro recompre letras intransferibles que en la actualidad están en manos del Banco Central, por 3.125 millones de dólares trimestrales, una cifra que acumularía 15.000 millones de dólares hasta fin del 2019.
En el marco del acuerdo cerrado hace meses con el FMI para garantizar un financiamiento por 50.000 millones de dólares, Dujovne señaló que Argentina solicitó la liberación de 3.000 millones de la moneda estadounidense previstos para septiembre.
Al respecto, el ministro dijo “que la economía caerá el 1 por ciento este año en gran parte por los efectos de una feroz sequía sobre el sector agrícola, aunque en 2019 volvería a expandirse con un crecimiento de 1,5 por ciento”.
Además, agregó que “por supuesto que el crecimiento ha sido menor que el que esperábamos. El impacto directo de la sequía fue de 1,3 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), pero si uno mira los impactos indirectos sobre maquinaria agrícola, transporte, comercio, la sequía se ha llevado 2 puntos de nuestro crecimiento de este año”, explicó el ministro.
Por otro lado, Dujovne dijo que la subida del riesgo país y el spread de los bonos en dólares no “reflejan adecuadamente el nivel de financiamiento que tiene Argentina”.
A la vez, señaló que “en momentos en que el país atraviesa dificultades financieras que han golpeado el crecimiento, se espera que el déficit de cuenta corriente en 2019 alcance al 3 por ciento del PIB”.

Los efectos
Subastas: ayer el Banco Central vendió 210 millones de dólares con la idea de mantener la cotización de la moneda estadounidense, pero igual superó los 31 pesos.
Pass through: economistas consideran que en el país el traslado del tipo de cambio a los precios es más alto que en otros. Se debe a la inflación y a que el peso no se usa para ahorro.
Naftas: El precio del combustible en el país está por arriba de la inflación general. Se debe a las medidas que tomó el Gobierno de desregular los precios internos.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários: