El nuevo arquero de Boca ya está en la Argentina y dejó un mensaje para los hinchas

.

Ahora sí. Carlos Lampe cerró su ciclo en el Huachipato de Chile y se vino a la Argentina para defender la camiseta de Boca en la etapa final de la Copa Libertadores de América, luego de que se lesionara Esteban Andrada.

Tras acordar con el entrenador de la Selección de Bolivia, el arquero quedó desafectado de la última convocatoria para disputar los duelos amistosos de su país ante Birmania e Irán. Así, pudo adelantar su llegada al país, con el objetivo de sumarse cuanto antes a las prácticas del Xeneize.

Ya en el aeropuerto de Ezeiza, Lampe dejó un mensaje para los hinchas. “Voy a dejarlo todo, a intentar ganarme un puesto desde el primer día”, señaló en diálogo con la prensa y agregó: “Voy a dejar la vida, a transpirar la camiseta”.

“Siento mucha felicidad. Llegar a Boca no es fácil. Pero más contento voy a estar si logro quedarme”, dijo el arquero. “Eso tengo que ganármelo desde el primer momento. Por ahora, vengo por tres meses”, aclaró.

Por su parte, confesó que hizo fuerza más que nadie para que el conjunto de la Ribera dejara en el camino a Cruzeiro. “Era el hincha número uno de Boca, porque si no se clasificaba mi sueño no se podía cumplir. Vine gracias a los chicos que dejaron todo en la cancha”.

Finalmente, destacó que tendrá una competencia sana con Agustín Rossi. “Nos vamos a conocer y apoyar mutuamente. El cuerpo técnico verá quién juega”, aseguró y cerró: “No llego acá por casualidad y eso lo tengo que demostrar. Vengo a pelear un puesto, nadie va a ningún equipo a ser titular”.

El 24 de octubre, Boca se enfrentará al Palmeiras por la ida de las semifinales de la Libertadores. Guillermo Barros Schelotto deberá definir si respalda a Rossi o le da lugar al nuevo refuerzo para ocupar un lugar bajo los tres palos.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários: