Eldorado analiza recortes para compensar la caída del fondo de la soja

La reducción del Fondo Solidario de la soja es uno de los tantos ajustes que encara el Gobierno de la Nación y con el que intentan que el desbarranco de la economía no sea aún más grave. Los 75 municipios de la tierra colorada (es este número porque Pozo Azul no estaba incluido en el programa), con ese dinero llevaban adelante obras públicas y la compra del parque vial. Hasta ayer, ni la Provincia ni las localidades habían sido notificadas sobre el recorte, pero el anuncio lo había dado el Ministerio de Hacienda de la Nación.

En relación a lo que representa la pérdida de este recurso, el intendente de Eldorado, Norberto Aguirre expuso que el municipio recibirá 25 millones de pesos menos por año, los cuales iban destinados a infraestructuras como ser vereda y plazas. Ejemplificó que “con el fondo de la soja se construyó el edificio municipal”. Además, enumeró que la comuna logró la compra de tres motos niveladoras, una plaza de asfalto, camiones volcadores y compactadores de residuos. “Era un ingreso que es considerado de vital importancia para la inversión”, dijo el alcalde.

La reducción del dinero que recibirá la comuna también representa menos manos de obra, ya que para la construcción de las veredas y otros trabajos similares, la comuna brindaba trabajos a 50 o 60 personas. Expuso que se reunirá con su gabinete para analizar todos los gastos que se puedan recortar. La pérdida del fondo de la soja obligará a las comunas a tomar medidas drásticas para poder solventarse durante lo que resta del año y el próximo.

En este punto, Aguirre señaló que ya tenían planificado una serie de actividades con las cuales buscarían dar respuestas a las demandas de los vecinos, pero que no se podrán concretar. También se dará de baja el programa ‘Mi espacio verde’, que estaba destinado a la mejora de las plazas. El golpe de la crisis es tan duro, que Aguirre reconoció que el año pasado a esta altura del año ya contaba con el 80 por ciento del medio aguinaldo, pero en la actualidad no llega al 10 por ciento. “Lo más seguro es que este año no habrá bono fin de año”, adelantó.

Reconoció que el asalariado es el más golpeado porque todos los días se enfrenta a una nueva suba, ya sea de combustibles, alimentos, medicamentos o servicios básicos. “Lo que pasa acá es que siempre se ajusta para abajo y no para arriba, entonces hoy en día, el empresario más grande está ganando mucha más plata y que el gana poco, cada vez tiene menos”, apuntó.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários: