Ford dice que la patrulla del futuro será autónoma, con inteligencia artificial y no necesitará oficiales

Los desarrollos basados en tecnología de conducción autónoma nos hablan principalmente de coches que podrán conducirse solos con nosotros a bordo mientras realizamos otras actividades. Pero ¿qué sucede con aquellos coches centrados en otras actividades más allá de servir de medio de transporte? Parece que Ford se ha planteado la duda y la quieren aplicar a las patrullas de policía.

Una nueva patente acaba de ser otorgada a Ford que habla precisamente del futuro de las patrullas no únicamente como coches autónomos, sino como herramientas independientes que ayudarían en las labores de la policía. Es decir, que contarían con la tecnología suficiente para hacer tareas sin la necesidad de tener un oficial tras el volante.

Una patrulla autónoma no sólo para conducir, sino también para otras tareas

La patente (de la que no hay garantía de que se haga realidad) nos habla de un vehículo equipado con sensores, cámaras y una plataforma de inteligencia artificial potenciada por machine learning, la cual, según Ford, permitiría ser programada a distancia para realizar tareas básicas con o sin la ayuda de un agente policial. Donde lo más interesante es que la patrulla podría servir de apoyo al oficial, como una especie de compañero independiente.

 

De acuerdo a las reglas que sean cargadas en la plataforma de la patrulla, el vehículo sabría cuando una ley ha sido violada para actuar en consecuencia. Por ejemplo, la patrulla podría estar aparcada a varios kilómetros de un cruce donde un coche no respetó la luz del semáforo, y gracias a que la patrulla estaría conectada a la infraestructura de la ciudad, ésta recibiría la alerta en el momento y sería capaz de perseguir al coche infractor.

Asimismo, la patente menciona que la patrulla tendría la capacidad de comunicarse con otros coches autónomos o equipados con sistema V2V, con lo que sería posible ordenarle vía inalámbrica que se detuviese en caso de alguna infracción. Esto en cuanto a las leyes que exigen detener el vehículo, ya que en otras menos severas se podría apoyar en las cámaras de la ciudad para fotografiar la placa y emitir la multa correspondiente.

A pesar de que esta tecnología podría sonar demasiado futurista, hay que recodar que en lugares como Dubai y Singapur ya están realizando pruebas con patrullas autónomas y policías robots, los cuales están centrados en tareas de bajo riesgo y sobre todo ayuda turística, pero que sin duda servirán para desarrollar más a fondo este tipo de proyectos.

Fuente: Xataka

Compartinos en...

Comentários: