Guerra entre chicas terminó con una madre muerta

Una antigua enemistad entre vecinas culminó de forma trágica y sangrienta en las últimas horas, en la localidad bonaerense de Libertad. La disputa entre dos jóvenes fue asumida por sus madres, una de ellas se dirigió a la casa de la otra progenitora. Pero la anfitriona, luego de gritos e insultos, le aplicó una puñalada mortal. En consecuencia, los familiares de la víctima acudieron a la escena del crimen, intentando hacer justicia por mano propia, con bombas molotov.

A pesar de las dos cuadras que separaban a un núcleo familiar del otro, ambos habían cobrado notoriedad en la localidad bonaerense de Libertad por las manifestaciones de odio que reflejaban de un lado y otro. Sin embargo, los habitantes de la zona no salieron de su asombro cuando a alrededor de las 12.30 del último lunes, Laura Gabriela Greco era trasladada de urgencia a un centro de salud cercano, en estado desesperante.

Un desenlace brutal de lo que en principio parecía un nuevo capítulo de la vieja rivalidad que las dos familias mantenían. En principio, la víctima arribó al domicilio de España 958, de la mencionada localidad, junto a su hija y a su yerno, en afán de exigir explicaciones por un nuevo incidente que protagonizó la joven con las hijas de Elizabeth Lourdes Costa, de 58 años.

Esta última sale de su casa en compañía de sus cinco hijos, quienes portaban armas blancas, según informaron fuentes policiales. En esas circunstancias, se desencadena una gresca en la cual Greco recibe una herida cortante en el cuello, por la cual muere camino a un establecimiento hospitalario, situado a pocos metros del lugar del hecho.

Luego que las autoridades médicas confirmaran el deceso, los seres queridos de la mujer regresaron a la vivienda de Lourdes Costa en afán de venganza. Los justicieros llevaban consigo bombas molotov que arrojaron hacia la propiedad, dando lugar a un nuevo enfrentamiento entre ambos bandos.

Ante la llegada del personal policial, se dispersaron los integrantes de cada grupo, pero de todas formas fueron detenidos la dueña de la casa, de nacionalidad uruguaya y sindicada por testigos como quien asestó la puñalada mortal, como asimismo sus hijos Oscar Vignales, de 28 años, e Isaias Vignales, de 20.

Los tres están imputados por “homicidio simple y lesiones”. A su vez, en el inmueble se hallaron cinco cuchillas, remeras con rastros de sangre, y tres objetos explosivos -las citadas bombas molotov-, en las inmediaciones del mismo.

Cronica

Compartinos en...

Comentários: