La familia de Débora Pérez Volpin denuncia que la causa está “paralizada”

A más de un mes de la muerte de Débora Pérez Volpin, su familia denunció que la causa por el fallecimiento de la periodista se encuentra “paralizada” ante la falta de avances en la investigación.

El abogado querellante, Diego Pirota, solicitó que citen a declarar como testigos a 21 empleados del sanatorio La Trinidad de Palermo, donde el pasado 6 de febrero murió la periodista mientras le realizaban una endoscopía.

En la causa son investigados la anestesista Nélida de la Puente y el endoscopista Diego Bialolenkier. Según Pirota, la médica “no eligió el mecanismo aconsejado de reanimación, al momento de desatarse la crisis”.

Entre los 21 empleados, además, se encuentran la jefa, la subjefa y la técnica anestesista del quirófano de la clínica, y cinco instrumentadoras que estaban en el lugar y asistieron a las maniobras de reanimación de Pérez Volpin.

La familia además se mostró disconforme con el juez Gabriel Ghirlanda, quien lleva adelante la causa y rechazó el análisis de los teléfonos de los médicos a modo de prueba.

De acuerdo a los resultados preliminares de la autopsia, el cuerpo de la periodista presentaba lesiones en el esófago y el estómago que habrían sido causadas por el endoscopio.

fuente: el territorio

Compartinos en...

Comentários: