La Justicia italiana, interesada en los cuadernos de las coimas

Una fiscal de Milán se contactó con su colega argentino Carlos Stornelli para solicitar información de la causa donde se investigan pagos ilegales de empresarios a funcionarios kirchneristas por obra pública.

El pedido llegó a través de la fiscal Donata Costa quien investiga a la empresa Techint en Italia por un caso de soborno trasnacional.

El contacto con Stornelli surgió a partir de la confesión de Héctor Zabaleta, director de Administración en la Argentina y nuevo “arrepentido” en la causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Pero la cadena no se corta acá. Otro de los que aparece en la causa, ahora también como “arrepentido”, es Luis Betnaza, directivo de Techint que confesó haber pagado a funcionarios argentinos para acelerar el pago de una indemnización por la estatización de la empresa venezolana Sidor. Finalmente, esta transacción se llevó a cabo en 2008 y el gobierno de Venezuela prometió el pago de una indemnización a Techint. Es más, el diario Perfil asegura que Techint borró los correos electrónicos del principal sospechoso (Zabaleta) de ejecutar el pago de coimas de la compañía ítalo-argentina y desmanteló las oficinas del piso 17 de Della Paolera 299, donde tenía montado un búnker para la administración de dinero negro.

La otra investigación relacionada está en manos del juez Luis Rodríguez y el fiscal Eduardo Taiano.

Larga data

En 2017, fiscal Fabio Di Pasquale llegó desde Milán los últimos días de octubre. El miércoles 1º de noviembre, el funcionario italiano pisó los tribunales de Comodoro Py, ingresó al despacho de la jueza federal María Servini de Cubría y frente a los fiscales Gerardo Pollicita y Eduardo Taiano pidió que la Justicia argentina ordene las medidas que el Ministerio Público de Milán había solicitado vía exhorto hacía un mes: la citación a declaración indagatoria del dueño de Techint, Paolo Rocca. Además, el fiscal solicitó el secuestro de correos electrónicos y registros de llamadas del empresario y los miembros de la cúpula de la compañía, investigados por el supuesto pago de sobornos a funcionarios de Brasil. “El sistema argentino no funciona así”, le contestó Taiano a su colega italiano. La reunión se tornó tensa. El fiscal Pasquale insistió en que se ejecutaran las medidas ese mismo día, pero se fue con las manos vacías, según publica Perfil.

La investigación en Italia es para determinar si directivos d. Techint utilizaron sociedades offshore, y una cuenta en Suiza par. pagar sobornos a funcionarios brasileños de Petrobras para acceder a distintas obras. La sospecha es que entre 2009 y 2013 se pagaron 9 millones de dólares en sobornos a funcionarios en Brasil para quedarse con las obras de Petrobas.

Cronica

Compartinos en...

Comentários: