La Línea 137 recibió quince llamadas por nuevos casos de violencia en Misio

“Hallan muerta a una adolescente”, “Violaron y mataron a una joven que estaba desaparecida” y “Una mujer fue asesinada por su pareja” son algunos de los títulos noticiosos que diariamente le ponen nombre y apellido a la estadística: en Argentina muere asesinada una mujer cada 30 horas por su condición de género.
Según se desprende de un relevamiento llevado adelante por el movimiento Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), en el 60% de los casos, los victimarios son parejas y ex parejas de las víctimas y los crímenes son el nefasto corolario de años de violencia de género. Con el objetivo de visibilizar esta problemática y reducir las alarmantes cifras de femicidios, en Misiones desde hace cuatro años funciona la Línea 137, cuyo principal objetivo es asistir con múltiples tareas de contención a las víctimas de violencia y a sus familias.
La línea telefónica del Programa “Víctimas contra la violencia” dependiente de la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad, es atendida por un equipo de psicólogos y trabajadores sociales durante las 24 horas, los 365 días del año. “Este es un programa nacional que solamente funciona en algunos lugares del país y asiste a mujeres, niños, ancianos y hombres víctimas de violencia, pero en el 95% de los casos las víctimas son mujeres y niños. Este es un dato significativo. Nosotros recibimos llamados de toda la provincia y además contamos con tres brigadas móviles en Posadas, Oberá y Eldorado. Desde que se abrió, el 15 de octubre del 2015, la línea no cerró ni un solo día”, precisó Valeria Bongers, coordinadora de la Línea 137.
Tal es el caso que diariamente reciben llamadas que son calificadas como de orientación, de urgencia y de emergencia, en donde según la situación en la que se encuentra la víctima se la contiene telefónicamente o se la socorre con ayuda de la brigada móvil. “Nuestra prioridad es trabajar en la emergencia ante la violencia física, psicológica y sexual”, indicó Bongers.
 
Llamadas. En el 95% de las llamadas que recibe la Línea 137, las víctimas de violencia son mujeres y niños. Según la situación, se califican como de urgencia, de emergencia o de orientación.
Durante los cuatro años de funcionamiento, el programa ha llegado a recibir hasta 25 llamados semanales y 9 mil pedidos de ayuda anuales. “En esta semana, del 28 de mayo al 3 de junio recibimos 15 llamadas de nuevos casos. Esto significa, gente que nos contacta por primera vez”, adujo. Asimismo resaltó que existen casos donde la víctima es asistida, luego pierde el contacto con los trabajadores de la línea y tiempo después nuevamente se comunica. Esta pérdida de contacto guarda relación con el hecho de que para una víctima de violencia lograr ponerle fin a la relación de dominación que tiene con su victimario, es una determinación que reviste un proceso psicológico y emocional.
Por otro lado, la coordinadora del programa en Misiones indicó que todas las llamadas son cargadas en el sistema donde figuran datos de las víctimas y los agresores, lo que permite una fácil identificación y rápida respuesta en caso de reincidencia de un ataque. Finalmente, Bongers alertó que una llamado no constituye una denuncia formal, y que el proyecto cuenta con asesores jurídicos que pueden orientar y acompañar a las víctimas en cada uno de los trámites judiciales. “Una llamada no es una denuncia. Tenemos casos que inician con una llamada telefónica y luego si la víctima lo quiere, la acompañamos a hacer la denuncia, pero nosotros no obligamos a nadie a hacer lo que no quiere. Trabajamos hasta que la víctima cuente con todas las medidas cautelares” (prohibición de acercamiento, botón antipánico, exclusión del hogar).
 
Nueva convocatoria
Ayer se desarrolló en distintos puntos del país, la cuarta marcha bajo la consigna “Ni una Menos”.
El movimiento “Ni una menos” nació el 3 de junio de 2015, luego del crimen de Chiara Páez, la joven de 14 años asesinada por su novio y enterrada en el patio de la casa de sus abuelos en la localidad santafesina de Rufino. La muerte de Chiara se sumó a otros cientos de femicidios que conmocionaron al país en los últimos años, y llevaron a miles de mujeres y hombres a manifestarse espontáneamente en las principales calles del país para decir “Basta”.
Este año la movilización está atravesada por demandas relacionadas a la actual coyuntura económica y la campaña nacional por la legalización del aborto, cuyo proyecto de ley se votará el próximo 13 de junio en la Cámara de Diputados. (Ver: Hoy se realiza la marcha en Posadas).
Por su parte, en Buenos Aires, se realizaron tres convocatorias, dos que se desarrollaron ayer respetando el día oficial; y una que tendrá lugar hoy en Plaza de Mayo. Ayer, los puntos de encuentro fueron la histórica plaza ubicada frente a la Casa Rosada y el Congreso de la Nación. La mayor parte de los presentes llevaron pañuelos verdes y la convocatoria estuvo sesgada por el pedido para que se legalice la ley del aborto.
Hoy se realiza la marcha en Posadas
En la capital misionera la marcha tendrá lugar hoy a partir de las 15. La concentración se hará en el mástil ubicado en la intersección de las Avenidas Mitre y Uruguay, desde donde partirán las columnas de manifestantes hacia la plaza 9 de julio. Al igual que en el resto del país, el reclamo también estará matizado por el pedido de aprobación del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo y la manifestación en contra del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “La Coordinadora de trabajadoras Mujeres, Trasns, Travestis, Lesbianas, Bisexuales, Intersexuales, Pansexuales y Quers volverá a concentrarse en el mástil municipal para sumarse a la cuarta convocatoria nacional por el NI una Menos. “Ni una menos por los abortos clandestinos. Ni una menos por el ajuste”, serán las consignas centrales que abrirá la marcha donde además se podrá ver las múltiples demandas que el movimiento reivindica con mayor fuerza año a año”, reza el comunicado.
el territorio
Compartinos en...

Comentários: