La NASA descubrió dos nuevos planetas: Kepler-90i y Kepler-80g

El primero, cerca de un 30% más grande que la Tierra, está tan cerca de su “Sol” que se cree que la temperatura superficial promedio excede los 426 grados Celsius. El segundo forma parte de “un sistema extremadamente estable”

El Telescopio Espacial Kepler de la NASA descubrió un octavo planeta que rodea a Kepler-90, una estrella similar al Sol a 2.545 años luz de la Tierra.

Kepler-90i, un planeta ardiente y rocoso que orbita su estrella una vez cada 14,4 días, fue encontrado usando el aprendizaje automático de Google. Esta herramienta del buscador es una aproximación a la inteligencia artificial en la que las computadoras “aprenden”. En este caso, las computadoras aprendieron a identificar planetas al encontrar datos donde el telescopio registró señales de planetas más allá de nuestro sistema solar, conocidos como exoplanetas.

“Tal como esperábamos, hay descubrimientos emocionantes entre nuestros datos archivados de Kepler, aguardando la herramienta o tecnología adecuada para desenterrarlos”, dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica de la NASA en Washington. “Este hallazgo muestra que nuestros datos serán un tesoro para los investigadores en los próximos años”.

Otros sistemas planetarios probablemente sean más prometedores para la vida que Kepler-90. Cerca de un 30 por ciento más grande que la Tierra, Kepler-90i está tan cerca de su estrella que su temperatura superficial promedio se cree que excede los 800 grados Fahrenheit, casi como Mercurio. El planeta más externo del sistema, Kepler-90h, orbita a una distancia similar a su estrella que la Tierra al Sol.

“El sistema Kepler-90 es como una mini versión de nuestro sistema solar, más compacto”, dijo Vanderburg, un becario posdoctoral Sagan de la NASA y astrónomo de la Universidad de Texas en Austin.

Pero Kepler-90i no fue la única joya que se descubrió con esta herramienta. En el sistema Kepler-80 encontraron un sexto planeta. Este, el Kepler-80g, del tamaño de la Tierra, y cuatro de sus planetas vecinos forman lo que se llama una cadena resonante, donde los planetas se bloquean por su gravedad mutua en una danza orbital rítmica. El resultado es un sistema extremadamente estable, similar a los siete planetas en el sistema TRAPPIST-1.

El trabajo de investigación que informa estos hallazgos ha sido aceptado para su publicación en The Astronomical Journal. Shallue y Vanderburg planean aplicar su red neuronal informática al conjunto completo de más de 150.000 estrellas del telescopio Kepler.

Fuente: Infobae

Compartinos en...

Comentários: