¿Llegó el fin de Android?

(ANSA) – La tecnología que vendrá reserva sorpresas, tantas, que en los próximos cinco años el sistema operativo Fuchsia OS podría desplazar a Android y Apple, para mantener al infaltable iPhone, se vería obligada a desarrollar una versión de bajo costo.

Lo informó hoy Bloomberg en base a previsiones realizadas sobre avance tecnológico por los mismos desarrolladores de Fuchsia OS, un sistema operativo de tiempo real con seguridad, que actualmente está desarrollando Google. La empresa trabaja en ello desde hace más de dos años y, tal vez para despistar, por ahora lo denomina como “solo un experimento ‘open source’ (código abierto)”.

El proyecto nació en 2016 como una prueba para el desarrollo de un sistema operativo de nueva concepción destinado no solo a los smartphones sino a todos los dispositivos conectados a la “Internet de las Cosas”. Desde la sede central de Mountain View, sin embargo, todavía no se emitió ninguna versión oficial pero se habla de la sustitución de Android en el “próximo medio decenio”. Cabe recordar que actualmente Android es el sistema operativo en más de 2.000 millones de dispositivos en todo el mundo. Mucho antes, en 2019, deberían llegar a los teléfonos celulares inteligentes unos “supersensores” para realizar fotografías jamás vistas hasta el momento.

Lo promete Sony, que en estos días lanzó al mercado el sensor más poderoso del mundo: tiene 48 megapíxeles y estará disponible para los productores de teléfonos a partir de septiembre. Por lo tanto, se estima que ya lo tendrán los dispositivos que se adquieran en 2019. Es fácil imaginar que esto pondrá muy contenta a la firma Apple. La empresa de Cupertino, por su parte, en los próximos meses podría asombrar con iPhone de bajo costo o, lo que es mejor, a precios más bajos que el modelo de última generación. Tal experimento ya había sido intentado en 2013 y en 2016. La diferencia respecto del teléfono celular más costoso debería ser la pantalla: mide 6,1 pulgadas y es Lcd en lugar de Led, que garantiza mayor definición (la misma utilizada por el actual iPhone 8). Además, sería eliminado el 3D Touch.

Todo esto significaría un recorte de costos por lo que el precio previsto rondará entre los 700 y 800 dólares, respecto de los miles que hay que desembolsar por el modelo más costoso. En Google, en cambio, se apunta a la inteligencia artificial.

El asistente vocal podría incluso realizar videollamadas. El usuario deberá solo pronunciar la orden “Hey Google, videollama” seguido del nombre del contacto. El asistente hará el resto y enviará la conversación al dispositivo conectado, abriendo el chat Google Duo. La función está en fase de distribución en Estados Unidos. Quienes aman la música apreciarán los Nuraphone, auriculares que se adaptan a los diferentes niveles de audición de las personas.

El proyecto surgió de una empresa emergente australiana, Nura, que en 2016 logró recaudar a través de una campaña de “crowdfounding” (financiación colectiva) en la plataforma Kickstarter más de 1.800.000 dólares. Nura es de Dragan Petkovic y del médico Luke Campbell. La escucha personalizada es posible a través de una tecnología integrada en el sistema auricular, directamente conectada a una aplicación y a un algoritmo capaz de analizar la capacidad de audición de cada persona.

El Intransigente

Compartinos en...

Comentários: