Microsoft Edge ante el precipicio

Cuando Windows 10 apareció en el mercado en julio de 2015 lo hizo con diversas novedades importantes, una de las cuales era su nuevo y flamante navegador Microsoft Edge, que había nacido con el nombre de Project Spartan.

La ambición de Edge era clara: recuperar (al menos parte) del terreno perdido con Internet Explorer. Tras todo este tiempo, no obstante, el nuevo navegador de Microsoft no solo no ha recuperado cuota, sino que sigue perdiéndola incluso si se suma la de IE, algo preocupante si tenemos en cuenta que estamos ante el sistema operativo más extendido en el mercado de PCs y portátiles.

Chrome sigue robándole cuota a todos, incluido Edge

No hace mucho, de hecho, hablábamos de cómo ya existían más de 500 millones de dispositivos basados en Windows 10 en el mercado, pero esa buena cifra no parece haberse traducido en nuevos usuarios de Microsoft Edge, un navegador que no ha parado de dejarse usuarios por el camino.

Lo revelaban análisis como el de Wolfstreet basados en los datos de Statcounter Global Stats, que aun estando orientados a Estados Unidos se podían extrapolar fácilmente.

Por ejemplo, en Estados Unidos y en el mercado de PCs, smartphones y tablets (Edge apareció para iOS y Android el 30 de noviembre de 2017) Chrome tiene un 49,8% de cuota, por el 29,2% de Safari, el 6,1% de IE, el 5,9% de Firefox y el 3,8% de Edge. Si uno se fija en esa evolución desde julio de 2015, cuando aparecieron Windows 10 y Microsoft Edge, los datos son aplastantes: Chrome ha ganado 9,5 puntos de cuota en ese escenario, mientras que si sumamos IE y Edge la cuota de ambos en suma ha bajado 5,5 puntos porcentuales.

Edge sigue sin convencer a los usuarios
Los resultados no son muy distintos si solo tenemos en cuenta a los PCs y portátiles y además ampliamos el marco de referencia para tener en cuenta a todo el mundo y no solo a Estados Unidos. El salto de julio de 2015 a noviembre de 2017 es contundente: Chrome ha pasado del 55,39% al 64,02% (+8,63), IE del 18,86% al 8,47% (-10,39), Firefox del 17,24% al 12,55% (-4,69), Safari del 4,7% al 6,08% (+1,38) y Edge del 0 al 4,29% (+4,29%). Si sumamos IE y Edge una vez más se comprueba que ambos han tenido un crecimiento negativo conjunto de 6,1 puntos porcentuales.

¿Qué significa eso? Que Chrome sigue robándole cuota a todos, pero especialmente a IE y a Edge. Firefox no parece de momento levantar cabeza a pesar del lanzamiento de su estupenda versión Firefox 57 (Firefox Quantum), pero el gran perjudicado como decimos es el nuevo navegador de Microsoft, que a pesar de estar integrado de serie en Windows 10 sigue siendo muy poco utilizado por sus usuarios.

¿Las razones? Probablemente la falta de extensiones sea uno de ellos, pero también el hecho de que aunque el enfoque de Microsoft ahora se alinea mucho más con el de sus rivales, sigue habiendo más fuegos artificiales (soporte para anotaciones o para lectura de PDFs y EPUB) que esos ámbitos que más valoran los usuarios de navegadores de escritorio y que Chrome parece seguir ofreciendo de forma mucho más competitiva.

Eso es al menos lo que nos dicen los datos de cuota del mercado, y ni Edge ni ningún otro rival (el navegador de Apple, Safari, sí logra subir ligeramente) parecen poderle toser al desarrollo de Google… por el momento. Veremos si Edge se salva del precipicio, y cómo evoluciona un mercado cuyas tendencias parecen difíciles de romper.

Fuente: Xataka

Compartinos en...

Comentários: