Nueva denuncia por apremios contra guardicárceles de la Unidad Penal III

Cuatro efectivos del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), están siendo investigados por la Justicia provincial, acusados de lesionar a varios internos de la Unidad Penal III. Según pudo reconstruir este medio en base a diferentes fuentes directas al caso, el hecho ocurrió en el marco de una requisa el martes último.

Se trató de un procedimiento rutinario que se hace de forma sorpresiva y en el que se encontraron algunos elementos punzocortantes, algo que se secuestra habitualmente, pero también marihuana, al decir de fuentes judiciales.
Esto habría desatado una especie de contienda, en la que terminaron siendo agredidos al menos cinco internos, aunque la investigación está al momento en pleno proceso y no se descarta que haya más heridos. Ante esto, las propias autoridades de la cárcel dieron aviso al Juzgado de Instrucción Uno, a cargo del magistrado Roberto Saldaña, por lo que también se inició un sumario interno.
La presentación derivó en que el juez ordenara el relevamiento de testimoniales a las presuntas víctimas, que se hizo en horas de la tarde por parte de efectivos de la Comisaría Primera de Eldorado, quienes se hicieron presentes en el lugar.

Más allá de eso, la denuncia también fue recepcionada por la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura, cuyos integrantes ya hicieron relevamientos y solicitaron medidas, como que se aplique protocolos internacionales para la contención y el relevamiento del estado de salud de los internos.

Según detalló Fernando Genesini, miembro de la Comisión, “ingresaron al pabellón B, sector de detenidos procesados, y propinaron una golpiza a muchos de los allí alojados”.
“Hemos hecho una presentación ante el procurador Miguel Ángel Piñeiro para que eleve urgente a la Fiscalía Penal de Eldorado la investigación de este hecho con algunos datos que nos han suministrado de los golpeados como también han podido identificar a algunos de los participantes de la golpiza (los victimarios)”, señaló Genesini.
En ese sentido sostuvo que hay al menos cinco personas identificadas que sufrieron “golpes y actos de tortura”. “Tienen heridas de distintas consideraciones, algunos están graves”, expuso. Voceros judiciales, en tanto, expresaron que los reos sufrieron “heridas leves”, según pudieron relevar.
Además, Genesini mencionó que desde la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura pidieron a la Fiscalía “que trasladen con urgencia a estas personas para que los médicos forenses practiquen el protocolo previsto para estos casos para una mayor garantía”.

Asimismo indicó que hoy pedirán informes al Servicio Penitenciario para que informen detalladamente lo que ocurrió, la nómina con los nombres y datos correspondientes de personas en funciones el último martes, el libro de guardia y el grado de responsabilidad de los encargados de la Unidad Penitenciaria.

Antecedentes

Si bien integrantes de la Comisión contra la Tortura y la propia Justicia destacaron el trabajo de esta nueva administración al frente del SPP y la misma unidad carcelaria, no es la primera vez que esta cárcel gana los titulares de los diarios a partir de hechos de violencia a los internos.
En octubre del año pasado, la magistrada del Juzgado de Instrucción Dos local, Nuria Allou, y la representante del Ministerio Público, Bibiana María Alderice, además del personal de Criminalística de la Unidad Regional III, hicieron un reconocimiento ocular luego de una denuncia similar.
En ese momento, efectivos policiales fueron los encargados de realizar pericias y un relevamiento fotográfico del pabellón de disciplina, que es llamado por los internos como pabellón de castigo. Allí, según las denuncias, los internos habían sido vejados.
La investigación llevada adelante por las magistradas se inició entonces a partir de una presentación de la Comisión de Prevención contra la Tortura luego de que recogieran varias quejas de más de 30 internos alojados en el penal. La Fiscalía los citó y ratificaron sus dichos en sede judicial.
Entre las denuncias, también ya habían quedaron expuestas las quejas sobre violentas requisas y hasta impedimentos de los internos para el acceso a los baños. Señalaron incluso a personal y guardias específicas, como ahora, lo que reforzó la denuncia.

Tras ello la jueza Allou solicitó que se garanticen las medidas de seguridad para evitar represalias y también fueron trasladados seis internos que habían solicitado hábeas corpus.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários: