Para qué los fueros???

La movilización al Congreso reclamando que le saquen los fueros a la senadora y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la sesión en el Congreso para debatir los allanamientos volvieron a poner en debate –no es la primera vez-, el tema de los fueros parlamentarios.

¿Son necesarios? Y si lo son, ¿cuándo deben ser retirados?

Unas breves consideraciones para ayudar a pensar:

Los fueros parlamentarios son un privilegio que se aplica en el derecho penal a una persona por ser representantes de la soberanía popular.

En Argentina, la Constitución Nacional establece los fueros parlamentarios en los artículos 68 a 70.

El artículo 69 establece que ningún legislador puede ser arrestado a menos que sea sorprendido in fraganti cometiendo un delito. Y el artículo 70 establece que el voto de los dos tercios de su cámara puede retirarle los fueros y ponerlo a disposición de la justicia.

Con las modificaciones hechas en 2000, se aclara que si bien un legislador no puede ser encarcelado durante su mandato, sí puede llevarse adelante todo el resto del proceso judicial. Los fueros tampoco hacen que prescriban los delitos porque los plazos se suspenden.

Se crearon para mantener la división de poderes, impidiendo que se encarcele a miembros de las otras ramas del Estado por cuestiones políticas.

Impide así posibles abusos del Poder Judicial o del Ejecutivo contra un integrante del Poder Legislativo.

O sea, impedir que un juez, influenciado por el Gobierno de turno, pueda enviar a la cárcel a un legislador que no vote a favor de sus proyectos.

¿Hay que cambiar la ley? Es un debate que se puede hacer, pero no al calor de un caso en especial. Lo importante es mantener los principios democráticos y defender las instituciones. Todo esto, más allá de cualquier grieta existente.

Cronica

Compartinos en...

Comentários: