Polémica entre un municipio y la Iglesia por límite de una calle

El Departamento Ejecutivo Municipal de la localidad de 9 de Julio estaría en condiciones de inaugurar el Centro Cívico que está emplazado en el barrio San Conrado, en tanto que un tramo de una calle se convirtió en un obstáculo; más bien en un objeto de disputa entre la Municipalidad y la Iglesia Católica.
Sucede que el terreno en cuestión que se ubica frente al flamante Centro Cívico es propiedad de la parroquia que lleva el nombre del barrio.

La Diócesis de Puerto Iguazú, de cuya entidad depende la iglesia, prohibió que avancen los trabajos para transformar ese espacio en una calle lindante a la obra próxima a inaugurarse.

El intendente de 9 de Julio, Rubén Kobler, solicitó a la iglesia católica que ceda una porción del terreno que pasa, justamente, frente al edificio. Y si bien el párroco, padre Jorge Scheibe, accedió al pedido en una conversación informal, terminó por negar la solicitud, según aseguró el jefe comunal en diálogo con El Territorio.

Días atrás se reunieron las autoridades municipales con la representante legal de la Diócesis de Iguazú para dar las explicaciones pertinentes y así obtener la autorización. En tanto, siguen a la espera de una respuesta.

“Para que se entienda: el frente de la iglesia da a la ruta provincial Nº 17, el terreno de la parte de atrás es de unos 300 metros y es un espacio verde, nosotros sólo pedimos un tramo de 80 metros, es para terminar una cuadra”, señaló Kobler, quien además justificó la imperiosa necesidad de seguir con las obras.

“Es un lugar que será muy transitado, por eso necesitamos avanzar con el empedrado. No queremos discutir por un pedazo de tierra, queremos un arreglo amistoso, porque en definitiva es para la comunidad. No es para mí ni para el cura. Esperamos este mes tener una respuesta. No es la idea tomar un camino jurídico”, sostuvo el intendente.

Es que el Centro Cívico – ubicado a unos 400 metros del casco céntrico – cuenta con tres bloques en los cuales funcionará, por un lado, un Salón de Usos Múltiples (SUM), de hecho en ese lugar ya se encuentra dictando clases la Epet Nº 29. Por otro lado, en un segundo bloque, estarán las oficinas del Registro de las Personas, el Juzgado de Paz y el Concejo Deliberante; y en un tercer bloque cumplirá funciones la Policía.

“Desde el año pasado estamos en tratativas con la Diócesis. Si logramos hacer la calle, estaría a 100 metros de la ruta 17; pero si no lo conseguimos el Centro Cívico no tendrá calle de ingreso, sólo lateral” indicó el alcalde, a lo cual deslizó que la negativa de la iglesia no tiene argumentos sólidos.

“La última vez, la representante legal sólo me dijo que ‘la iglesia no regala tierras’”, aseveró.
El Centro Cívico necesita de la calle que cruce al frente, o de lo contrario traería inconvenientes para los empleados, los estudiantes, y los vecinos que necesitan realizar trámites. “Son unos cincuenta metros nada más de calle, o se tendría que ingresar por detrás o al costado, no es justo”, insistió Kobler.

Además se quejó: “es más, echaron un árbol donde pensábamos hacer la calle, me parece que es un capricho nada más, no hay una explicación con fundamentos”. El Territorio intentó sin éxito comunicarse con la parroquia.

fuente: el territorio

Compartinos en...

Comentários: