Por la ola de calor, en Europa le ponen botas a los perros

El Gato con botas es conocido por las fábulas infantiles, aunque ahora sus archi enemigos los perros quieran imitarlos. El motivo, sin embargo, no es un cuento: el calor en Europa obliga a sus dueños a tomar esta determinación.

La ola de calor que azota a la población con temperaturas que ascienden a los 45 grados. Y esos valores son sufridos aún más en países como Austria y Suiza.

En Viena, capital de Austria, le pusieron botas especiales a los perros policías para que puedan trabajar. La Policía local difundió fotos de los perros que integran brigadas caninas de rescate, unidad de despliegue, explosivos y otras áreas de seguridad.

“Se preguntarán qué es lo que pasa con los zapatos de Spike. La protección de las patas ha sido fundamental”, explicaron, y compartieron imágenes de un importante torneo de fútbol playa donde trabajan todos los días dos perros como guardias.

En Suiza la Policía de Zurich reveló que también usan botas especiales para los perros que integran equipos de patrullaje y recomiendan hacer el test de los cinco segundos: “Colocar el dorso de la mano sobre el asfalto durante cinco segundos. ¿Demasiado caliente? Entonces evítalo o ponle zapatos”.

Esta práctica si bien se hizo conocida ahora en Europa, es común en Estados Unidos donde el calor suele ser habitual. Por ejemplo, los agentes de la policía en Clinton, Connecticut decidieron usarlas para proteger las patas de Sonny, un perro de servicio.

En otro lugar donde son comunes las botas para perros, son los países donde abundan, en contrapartida, los climas más fríos. Las temperaturas bajo cero y la nieve pueden quemar de igual manera que el fuego las patas de los perritos por estar mucho tiempo expuestas.

Por eso es común ver en centros de esquí o en perros de trineo, coquetas zapatillas o botas para aislar las patas de las mascotas y evitar así inconvenientes.

Cronica

Compartinos en...

Comentários: