Por qué Jorge Sampaoli no se va y dirigirá a la selección argentina ante Nigeria

BRONNITSY.- ¿Los jugadores pidieron la cabeza de Sampaoli después de la durísima derrota ante Croacia? No. El dolor y la frustración fueron más fuertes que cualquier motin o sublevación. “Como para voltear a alguien estamos, si no podemos ni con nuestra alma”, le confío a LA NACION un futbolista del plantel que no pudo dormir en toda la noche. No es momento para revoluciones internas.

¿Sampaoli pensó en renunciar en algún momento? No. “Vinimos todos juntos y nos vamos a ir todos juntos”, le confía un integrante del staff técnico a LN. El técnico está arrumbado, se siente culpable del colapso. Siente que no encontró las teclas correctas para definir un funcionamiento al menos básico. Por estas horas, carga con su cruz: públicamente manifestó que Messi es el mejor jugador de la historia y, con él en el plantel, está al borde de una eliminación caótica. La sensación de no haber estado a la altura de la situación lo agobia.

¿Jorge Burruchaga DT fue una opción? No. Para nadie. El propio Burruchaga, en su función de manager, se sorprendió ante el rumor. Lo consideró de mal gusto y, por si hiciera falta certificarlo, de ninguna manera hubiese aceptado alguna señal en esa dirección.

¿La AFA penso en echarlo a Sampaoli? Nunca. ¿Por convicción? Más por conveniencia. El debate sobre su continuidad se abrirá cuando la selección termine su recorrido por la Copa. Ahora, es una cuestión esencialmente de conveniencia. Un giro tan abrupto agrega nafta a un incendio que tiene al futbol argentino en el eje del debate internacional. Destituir a Sampaoli avivaría el escándalo. Además, con contrato hasta 2022, echarlo a Sampaoli significaría pagar una indemnización cercana a los 16 millones de dólares. A la AFA no se le ocurrió echarlo.

Cuentan que tampoco recibieron ninguna “sugerencia” de nadie del plantel. Sí, hay cierto fastidio con los jugadores de la vieja guardia. Desde la AFA se dice: “Les dimos todo. Pidieron mejorar el predio de la AFA, viajar cómodos en los mejores vuelos, alojarse en buenos hoteles, cancelar el amistoso con Israel… no querían que se repitieran escenas de un pasado cercano de desorganización. No tienen de qué quejarse. Ni ellos ni el cuerpo técnico pueden reprochar o reclamar nada”.

la nacion

 

Compartinos en...

Comentários: