Por qué las críticas a Francisco son infundadas

Dios castiga sin palo ni rebenque. Al obispo Carlos María Vigano, tras haber agraviado a Francisco se le hizo la noche. El cardenal Marc Ouellet, en una carta abierta, lo acusó de haber armado un “montaje político carente de un real fundamento”. Ouellet es el Prefecto de la congregación para los Obispos.

Desmintió a Vigano con pruebas que demuestran como falsas sus afirmaciones al referir que Francisco habría levantado unas supuestas sanciones contra el cardenal McCarrick, impuestas por Benedicto XVI. El Papa dispuso, además de la investigación en Estados Unidos, que se indaguen los archivos de la Santa Sede.

Es oportuno destacar que MacCarrik fue duramente sancionado por Su Santidad. Estamos hablando de un auténtico depredador sexual. Francisco es el primer pastor de la iglesia que se atreve a estas reformas. Para entender mejor el obispo Vigano, difamador de Francisco, hay que recordar que está atravesado por el resentimiento tras no conseguir que Benedicto XVI y mucho menos Bergoglio, lo nombraran cardenal.

Al tiempo que es un portavoz de otros poderes económicos norteamericanos que no toleran no sólo la supuesta debilidad de su Santidad ante la pederastia sino la enseñanza económica de este Papa. Por su parte Bergoglio, fiel a su estilo denunció: “el diablo está haciendo horas extras para erosionar a la iglesia católica”.

Desde su elección en 2013 Francisco dejó en claro que ” el demonio existe”. Para él no es un mito ni una representación. Así es que invito a los fieles de todo el mundo a rezar “cada día de octubre el Santo Rosario para unirse de este modo en comunión, penitencia como pueblo de Dios, para pedir a la Santa Madre y a San Miguel Arcángel que protejan a la iglesia del diablo, que siempre pretende separarnos de Dios y entre nosotros”.

Esta es la Oración a San Miguel Arcángel:

“Defiéndenos en la lucha. Se nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tu príncipe de la milicia celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amen”.

Cronica

Compartinos en...

Comentários: