Ritual satánico en Brasil: Encarcelan a la esposa del brujo por robar energía eléctrica

Aline Mello, esposa del “brujo” Sílvio Fernandes Rodrigues, abrió las puertas para que la policía verificara la situación en el interior del inmueble. Durante la inspección, la policía confirmó la conexión directa de la residencia con el poste en la calle, y Aline fue presa.

La acción de la Policía Civil contra el robo de energía eléctrica llevó a la prisión a la mujer del líder del templo satánico sospechoso de participar en la muerte de dos niños presuentamente argentinos, descuartizados en ritual en la Región Metropolitana de Porto Alegre. La Operación denominada Black Out se desarrollí hoy en Gravataí, por la Comisaría de Represión a los Crímenes contra el Patrimonio de Concesionarias y Servicios Delegados (DRCP), del Departamento Estadual de Investigaciones Criminales (Deic).

Entre las residencias del lugar, la policía descubrió que el inmueble del templo satánico hacía una conexión clandestina. Tres policías del Deic y dos técnicos de la RGE, concesionaria de energía que abastece a la región, deshizo la conexión irregular alrededor de las 10:30 de hoy. La conexión clandestina ocurría con dos hilos conectados directamente en el poste de la calle, frente al templo.

Los técnicos de la RGE informaron que nunca hubo solicitud de conexión de energía eléctrica en el local.

En el momento del arribo de las autoridades policiales, el templo estaba cerrado. Aline Mello, esposa del “brujo” Sílvio Fernandes Rodrigues, abrió las puertas para que la policía verificara la situación en el interior del inmueble. Durante la inspección, la policía confirmó la conexión directa de la residencia con el poste en la calle, y Aline fue presa en flagrante. La mujer fue esposada y conducida al Deic. Ella prefirió no manifestarse sobre la prisión.

El caso

Recuerde el casoEl inmueble que fue objeto de la acción de la Policía Civil este viernes está en el centro de la investigación de un crimen macabro que involucra el descuartizamiento de dos niños en la Región Metropolitana. Las primeras partes de cuerpos de dos niños fueron encontrados el 4 de septiembre de 2017, en el barrio Lomba Grande, en Novo Hamburgo, Valle del Sinos. Ellas fueron identificadas como un niño, con edad entre ocho y 10 años, y una niña, de 10 a 12 años, según un examen pericial. El 18 de septiembre, otros miembros fueron encontrados, a unos 350 metros del primer lugar, y fueron asignados a los mismos hermanos, que tienen la misma madre y padres diferentes.Los cerebros de la “organización” hasta ahora no han sido localizados y uno de los prófugos sería misionero.

Las investigaciones apuntan que los niños pueden ser argentinos y haber sido traídos de una región pobre de Corrientes. Los investigadores llegaron a siete sospechosos para el crimen – el “brujo” y seis discípulos, que tuvieron sus prisiones preventivas decretadas por el Poder Judicial. Tres están prófugos, entre ellos el argentino (presuntamente misionero) apuntado como responsable de recoger a los hermanos en su país de origen.

Conforme a las investigaciones, los socios Paulo Ademir Norbert da Silva y Jair da Silva habrían pagado R $ 25 mil a la vista por el ritual que les traería más prosperidad en sus negocios. Los hijos de Jair, Andrei y Anderson, también habrían participado en el ritual, a fin de reunir a siete personas – número supuestamente cabalístico para la ceremonia

Fuente: Zero Hora

Compartinos en...

Ultimos comentarios

Diario Misiones no se responsabiliza por los comentarios de terceros.