Soldados británicos acabaron luchando contra enorme “pene”

Son expertos en luchar cuerpo a cuerpo con otros hombres. Ven el peligro y la muerte a la cara, pero el enemigo más impensado les generó un verdadero dolor de cabeza. Un grupo de soldados británicos hicieron frente a un juguete sexual que un extraño pegó en el tejado de su cuartel.

Por lógica, las imágenes se viralizaron en redes sociales rápidamente debido al humor con que los hombres se tomaron el asunto. Sobre todo cuando los administradores del edificio les informaron que tardarían hasta 40 días en retirar el consolador porque no se trataba de un trabajo prioritario.

Con sólo pensar que el objeto fálico estaría allí más de un mes, los soldados se dieron cuenta que serían el hazmerreír del pueblo. Por eso, pusieron manos a la obra e intentaron en vano retirarlo.

Resignados, rogaron al personal de la construcción para que eliminaran el instrumento fálico lo que logró un valiente trabajador subido a una grúa. Finalmente, hubo final feliz.

Cronica

Compartinos en...

Comentários: