Trump lanzó la campaña del miedo

Las elecciones legislativas están cada vez más cerca en Estados Unidos y el presidente, Donald Trump, quien atraviesa una crisis institucional por sus irregularidades de campaña, pidió la ayuda divina para evitar que los demócratas alcancen la mayoría parlamentaria. En una reunión con líderes evangélicos en la Casa Blanca, les pidió que insten a los miembros de sus congregaciones a votar por los candidatos republicanos.

“Si no lo hacen, tendremos dos años muy miserables”, advirtió. Según trascendió, el jefe de la Casa Blanca aseguró que si los demócratas llegaran a controlar el Congreso, el país atravesaría tiempos catastróficos. “Terminarán con todo lo que hemos hecho y lo harán rápida y violentamente. Habrá violencia”, expresó, a la vez que acusó a los grupos de izquierda de propiciar ese tipo de acciones.

En ese sentido, agregó que “el nivel de odio y de ira” de algunos “es increíble”. “Estas elecciones del 6 de noviembre son un referendo no sólo sobre mí, también son un referendo sobre su religión, un referendo sobre la libertad de expresión y la Primera Enmienda” de la Constitución yanqui, que protege esas libertades, aseguró Trump, antes de pedirles a los líderes evangélicos que salgan a asegurar el “apoyo” de la gente”.

“Si no lo hacen, será el principio del final de todo lo conseguido. Les pido que salgan y se aseguren de que toda su gente vote. Si no lo hacen, tendremos dos años muy miserables y, francamente, muy duros, porque entonces sólo quedará una elección (la presidencial de 2020) para perder todo lo que tenemos”, concluyó.

Las advertencias de Trump apuntan a no quedar debilitado en el Congreso, que renovará los 435 lugares de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 del Senado. Si todo quedara en manos de los demócratas, no se descarta que se inicie un proceso de juicio político en su contra por el pago irregular hecho durante la campaña a dos mujeres para silenciar sus amoríos.

Cronica

Compartinos en...

Comentários: