Un nuevo escáner lee los papiros dentro de los sarcófagos de las momias

Antes de encerrar las momias en los sarcófagos, los egipcios colocaban cajas decoradas y papiros en los que habían escritos importantes de la persona fallecida. Y gracias a una nueva técnica de escaneo, ahora es posible leeros sin tener que abrirlos.

Este nuevo método, desarrollado por la University College de Londres, se puso a trabajar en el caso de una momia en el museo del Castillo de Chiddingstone en Kent, Reino Unido. En el reposapiés descubrieron la palabra “Irethorru”, que nunca antes se había podido ver a simple vista. Irethorru era un nombre muy común en su momento, y se traduce como “el ojo de Horus está en contra de mis enemigos”.

Pero no solo habían nombres o términos sueltos. En el resto del papiro se podían leer listas de compras y declaraciones de impuestos, por lo que dentro de los sarcófagos normalmente se suelen encontrar vastos catálogos de escrituras, proporcionando una vista muy privilegiada a la vida cotidiana del Antiguo Egipto.

Adam Gibson, líder del proyecto, afirma a la BBC que “estas muestras constituyen una de las mejores bibliotecas de papiros cotidianos que, en otro mundo, hubieran sido desechados, pero que dado a la creencia de la vida postmortem de los egipcios nos da información sobre la vida cotidiana”.

El escáner utiliza luz a diferentes longitudes de onda para penetrar a través de diferentes capas del material. Los fotones interactúan con la tinta haciendo que esta brille de cierta manera, que puede ser analizada por la máquina. Esto permitió al equipo ver la escritura incluso a través del yeso y la pasta. Además, esta técnica es inofensiva para estos tesoros.

“Antes se tenían que destruir ciertos objetos para llegar a estos textos. Eso me horrorizaba”, dice el experto. “Son recursos finitos y ahora tenemos una tecnología para preservarlos, y también mirar dentro de ellos para comprender mejor la forma en la que los egipcios vivieron; qué cosas escribían y qué era importante para ellos”.

Fuente: ¡No Sabes Nada!

Compartinos en...

Comentários: