Una nueva investigación muestra qué pasa en el cerebro de las personas bilingües

Un grupo de científicos ha descubierto qué ocurre en los cerebros de las personas multilingües cuando cambian de un idioma a otro. Y, según ellos, este cambio es mucho más fácil de lo que se pensaba.

Una investigación anterior ponía en relieve cómo el cambio entre idiomas aumenta la actividad en áreas del cerebro asociadas con el control cognitivo, como la corteza cingulada anterior. Pero la gente no sabía si este aumento era resultado de desconectarse del primer idioma, de involucrarse en el segundo, o una mezcla de las dos cosas. Como muestran en Proceedings of the National Academy of Science, el equipo descubrió que ‘desconectarse’ de un idioma requiere esfuerzo, pero comenzar a hablar en otro idioma es relativamente fácil.

“Una característica notable de los individuos multilingües es su habilidad para cambiar de forma rápida y precisa entre sus distintos idiomas”, afirma en un comunicado la autora principal, Esti Blanco Elorrieta, candidata a doctorado en la Universidad de Nueva York. “Nuestros hallazgos ayudan a identificar lo que ocurre en el cerebro en este proceso, específicamente, qué actividad neuronal se asocia exclusivamente con desvincularse de un idioma y luego atarse a uno nuevo”.

Para comprender cómo se produce el cambio, el equipo utilizó una técnica llamada magnetoencefalografía (MEG) para estudiar la actividad cerebral en voluntarios que dominan tanto el lenguaje de señas en inglés como el estadounidense.

A los participantes se les mostraron imágenes y tuvieron que nombrar lo que vieron en inglés, en el estadounidense o en ambos. A las personas que participaron se les pidió que pasaran de producir ambos idiomas a producir solo uno, o pasar de un solo idioma a usar ambos.

“El hecho de que puedan hacer ambas cosas al mismo tiempo ofrece una oportunidad única para desentreñar los procesos de participación y separación; es decir, cómo activan y desactivan los idiomas”.

El equipo demostró que utilizar ambos idiomas no es más costoso desde el punto de vista neurológico que hablar un solo idioma. Usar ambos en realidad es menos ‘cansado’, desde el punto de vista cognitivo.

El estudio también ofrece algunas ideas interesantes sobre la multitarea. Realmente, un estudio demostró que nuestros cerebros pueden alcanzar fácilmente su capacidad máxima cuando se trata de tareas difíciles. No obstante, ahora sabemos que comunicarse en dos idiomas complementarios al mismo tiempo no es agotador porque usa las mismas regiones del cerebro.

No Sabes Nada

Compartinos en...

Comentários: