Yerba mate: será obligatorio efectuar análisis microbiológicos para el producto

El procedimiento se incorporará al Código Alimentario Argentino para brindar mayor seguridad en la inocuidad y calidad de la yerba mate elaborada. Fue aprobado por la CONAL y responde a un pedido del sector yerbatero.

La Comisión Nacional de Alimentos (CONAL) informó que esta semana, en el marco de su Reunión Plenaria Nº 120, aprobó la incorporación al Código Alimentario Argentino (CAA) la obligatoriedad de utilizar determinados criterios microbiológicos al momento de analizar la inocuidad del producto y garantizar su calidad.

Si bien el comunicado de la CONAL es bastante escueto en lo relacionado al tratamiento que tuvo este tema en el plenario, es conocido el interés del sector yerbatero para que los procedimientos del CAA sean específicos al momento de analizar el producto. Es más, en agosto del año pasado el Instituto Nacional de la Yerba Mate, en forma conjunta con los ministerios de la Producción de Corrientes, y del Agro y la Producción de Misiones, presentaron un pedido al Ministerio de Agroindustria de la Nación. Solicitaban agregar en el Código Alimentario Argentino,  Capítulo XV “Estimulantes y Fruitivos”, el artículo 1196 Tris con las siguientes líneas: “La Yerba Mate deberá cumplir con las siguientes especificaciones microbiológicas, Recuento de Escherichia coli, por el método ISO 4833:2003, Salmonella spp, ausencia en 25g método ISO 6579:2002 y el recuento de esporas de Bacillus cereus, por el método ISO 7932:2004”.

“La calidad higiénico sanitaria de la yerba mate elaborada no está legislada en el Código Alimentario Argentino, ya que no existen registros epidemiológicos de enfermedades trasmitidas por alimentos para este producto”, se detallaba en el informe técnico científico que acompañaba la solicitud, el cual también reflejaba un estudio realizado en el laboratorio de Aguas y Alimentos del Ministerio de Salud Pública de Misiones, y un análisis de la normativa para el producto en la región, destacando que los países que si presentan requisitos microbiológicos son Brasil, Paraguay y Chile.

Beneficios para la Agricultura Familiar

En esta misma reunión la Comisión Nacional de Alimentos también aprobó el proyecto que permitirá a los establecimientos de ese importante segmento económico, simplificar los requisitos para comercializar en todo el país.

Los secretarios de Alimentos y Bioeconomía del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Andrés Murchinson, y de Regulación y Gestión Sanitaria del Ministerio de Salud de la Nación, Fina Rodríguez, presidieron esta primera reunión del año, en la cual se aprobó el proyecto que promueve la inclusión de los establecimientos de los agricultores familiares en el Código Alimentario Argentino, simplificando requisitos para que sus productos puedan contar con el tránsito federal que les permita comercializar en todo el territorio nacional.

“Los marcos regulatorios son fundamentales para acompañar las innovaciones de la agroindustria, que nos permitan alcanzar el objetivo de ser el supermercado del mundo”, destacó Murchinson al señalar que “por eso debemos trabajar conjuntamente, en simplificar y acortar los trámites para la dar respuestas rápidas a las necesidades de las empresas y cumplir los requerimientos de los mercados, preservando la inocuidad y mejorando la calidad¨, al abrir este encuentro, que se desarrolló entre los días miércoles 21 y jueves 22 de esta semana, y del que participaron representantes de 23 provincias.

Por otra parte, Agroindustria presentó la propuesta final de articulado para la incorporación de las Buenas Prácticas Agrícolas para el sector de frutas y hortalizas en el Código Alimentario Argentino, que incorpora las observaciones recibidas, y se estima que en 60 días será publicada la resolución.

Asimismo, se avanzó con la actualización de las características y especificaciones de hidromiel, que representa una importante oportunidad para las PyMEs elaboradoras debido a la demanda internacional; y se incorporan al Código Alimentario Argentino, nuevas reducciones de sodio para los productos chacinados y panificados, con el objetivo de continuar trabajando en las recomendaciones emanadas de la Organización Mundial de la Salud para reducir los factores de riesgo de las enfermedades crónicas no transmisibles.

Del encuentro participaron la directora nacional de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo; el director nacional de Programas de Desarrollo Regional, Walter Kunz; el director de Gestión de Proyectos Agroalimentarios, Pablo Morón, y funcionarios de la Dirección Nacional de Lecheria, de la Subsecretaria de Pesca y del SENASA.

fuente: misionesonline

Compartinos en...

Comentários: