Absuelven a la periodista que pateó a un refugiado con su hijo en brazos

La periodista se encontraba cubriendo el triste hecho donde a un centenar de refugiados trataban de escapar desaboridos de la zona de frontera serbio-húngara tomada por la policía en septiembre del 2015.

Se trata de la reportera húngara Petra László, que trabajaba con la televisión local N 1, cercana al partido de extrema derecha Jobbik. Fue captada pateando a un refugiado que huía con su hijo en brazos y que finalmente cae al suelo. Antes fue grabada tirándole una zancadilla a una nena e insultando a otros.

El Tribunal Supremo de Hungría la había sentenciado a tres años de libertad condicional por “vandalismo” en octubre de 2017. Sin embargo, ahora revieron el dictamen y cambiaron de postura. El mismo Tribunal ahora considera que no cometió delito alguno, sino una infracción que ya prescribió.

“Lo cometido por la reportera acusada no constituye un delito, pero sí una conducta ilícita, que también es moralmente censurable y sancionable por la ley”, redactan en la sentencia y de esta manera, queda suspendido el procedimiento por la infracción prescripta.

El alto tribunal aclara que para que algo sea definido como “vandalismo” debe ser claramente antisocial o contrario a la comunidad, y para los jueces no quedó demostrado en la periodista.

El sirio que llevaba a su hijo en brazos fue contratado por la Escuela Nacional de Entrenadores de Fútbol de Getafe (España) que en solidaridad le brindó un contrato por un año.

La agresión

Cronica

Compartinos en...

Comentários no Facebook