Abusos en Independiente: “Lloro en los rincones para que mi hijo no me vea”

Se trata de la mamá de un joven de 19 años que en un primer momento había sido señalado como el “entregador” de los menores pero luego se supo que se trataba de una víctima más.

“Quiero que paguen lo que hicieron. Le destruyeron sus sueños”, contó la mujer, oriunda de Cipoletti, Río Negro.

“Pensaba que era una joda, plata fácil, 800 pesos, 1.000 pesos o la carga de la SUBE por 10 minutos o 15 minutos”, contó la mujer.

Según contó la mujer, el joven empezó a sufrir los abusos cuando tenía 17 años. “Yo no le reprocho nada. Quiero que se levante. Lloro en los rincones para que no me vea mal”, contó en una entrevista televisiva.

La mujer contó que el chico que ahora tiene 19 años está siendo tratado por dos psicólogos: uno puesto a disposición del club y otro por orden de la fiscal que tiene la causa María Soledad Garibaldi.

fuente: cronica

Compartinos en...

Comentários no Facebook