Afirman que en un mes habilitarían casillas brasileñas en el Paso Rosales

La puesta en funcionamiento de Migraciones en la cabecera brasileña del paso internacional Comandante Rosales -que se espera hace más de 20 años- está finalmente próxima a concretarse. Tanto la comunidad del Paraje Comandante Rosales en San Pedro, como las aledañas de San Vicente y El Soberbio siguen a la espera de que se habilite el paso de manera oficial que une Argentina con el pueblo brasileño de San Miguel do Oeste.

De acuerdo a lo que pudo saber El Territorio, este procedimiento estaría habilitado en los próximos 30 días.

En los últimos meses fueron varias las gestiones que apuraron la concreción de trámites y obras para que la Policía Federal ocupe el puesto, permitiendo de esta forma el ingreso y salida de cualquier persona al vecino país por el mencionado puente.

Porque, si bien, el puente está habilitado para el cruce de visitantes, el problema radica en que el gobierno brasileño aún no instaló el control migratorio para realizar la entrada al país.

De esta manera, aunque en el Paraje Rosales se realice el trámite correspondiente, no es posible pasar más allá de San Miguel do Oeste sin encontrarse en infracción.

Habilitación

En un principio, el puente estaría habilitado con los trámites correspondientes para el ingreso y circulación de personas, vehículos particulares y empresas de turismo.

De esa manera principalmente los turistas podrán conocer los paisajes y destinos en parte de la ruta nacional 14 y provincial 27 y acortar distancias a las playas del vecino país.

Cabe señalar que un turista que desee ir a las playas de Brasil se ahorraría unos 100 kilómetros si pudiera realizar la entrada al país por Rosales y no por Bernardo de Irigoyen, por ejemplo.

Al respecto, en diálogo con este matutino, Darci Zanotelli, presidente de la Comisión Binacional, detalló que “esto es un trabajo que debió haberse realizado hace 23 años, es un gran logro lo que se está llevando a cabo, considero que es un anuncio histórico”.

Al tiempo que aseveró: “Desde el municipio de Paraíso y San Miguel do Oeste están encargados de las obras de mejoramiento, iluminación, colocación a nuevo de todas las señalizaciones, limpieza que haga falta para que la policía federal, en primer momento, comience a operar”.

Por otra parte, está previsto que para agosto se estaría realizando las pruebas pertinentes sobre el viaducto para el paso de carga pesada de hasta 30 toneladas.
Además se prevé la construcción de un muro que indicaría el ingreso y salida. Según adelantaron, el ingreso será por la derecha y la salida por la izquierda.
Así también existe un acuerdo entre ambos gobiernos para la construcción de un nuevo puente. Para ello, ya se han concretado estudios de mejor localización, dimensión y altura; una vez construido funcionaría con el sistema de control unificado, lo que garantizaría atención permanente las 24 horas.

El puente

El puente sobre el arroyo Pepirí Guazú fue creado y reconocido como tal en 1990.

En el margen argentino desde el 21 de mayo de 1994 se encuentran funcionando entidades que registran el ingreso y salida del país.
Sin embargo, hasta el momento continúa siendo tarea pendiente en la cabecera brasileña provocando un retraso en el desarrollo económico, principalmente en el sector del turismo.

Luego de varios anuncios, finalmente se conoció que las autoridades de Paraíso y San Miguel do Oeste (Brasil) como así también la Dirección Provincial de Vialidad llevan adelante una serie de trabajos para reacondicionar el viaducto, la infraestructura del edificio y la ruta con el objetivo de que estén en perfectas condiciones y de esta forma, que la Policía Federal comience a trabajar.

el territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook