El fotógrafo indio Sarosh Lodhi registró una imagen asombrosa que rápidamente se hizo viral en las redes sociales. En una curiosa ilusión óptica, pareciera que una cebra tuviera dos cuerpos.

En el momento de la foto, uno de los animales giró la cabeza hacia la cámara de tal manera que su cabeza “se fundió” con la de su congénere.

La imagen fue captada en Masái Mara, una reserva natural nacional situada al sudoeste de Kenia, publica el sitio RT.

“La madre naturaleza nunca falla a la hora de fascinar a sus admiradores. Esta pose es una belleza y me alegró poder capturarla. Sólo necesitaba un poco de tiempo y suerte, el resto fue gestionado por la naturaleza. Estoy completamente encantado con los resultados”, comentó el fotógrafo.

Cronica

Compartinos en...