Atropellan y dejan al borde de la muerte a un gato onza

Nuevamente las rutas misioneras se convirtieron en una trampa mortal para una especie en extinción. Esta vez un gato onza fue atropellado por un vehículo y hallado a la vera de la ruta provincial 11 con lesiones de distinta consideración.

Este lunes por la noche, personal de Ecología intervenía en la escena, trasladando al animal herido para que reciba las curaciones y sea examinado por un veterinario.

Efectivos de la Unidad Regional IV, con asiento en Puerto Rico, fueron los primeros en ser informados anoche a las 20.45 sobre la presencia del felino malherido.

Desde la comisaría de Dos de Mayo -dependiente de la Unidad Regional VIII-, informaron que sobre la ruta provincial 11 en cercanías del acceso al paraje Aguas Blancas de esa localidad, fue atropellado un animal de la especie gato onza.

En forma inmediata se constituyó una comisión policial al lugar, constatando que efectivamente a la altura del kilómetro 28 de la citada carretera se hallaba tendido sobre la banquina un animal de la citada especie, con signos de haber sido lesionado posiblemente por un siniestro vial.

Anoche se hallaba en el lugar personal de Gendarmería Nacional, que informó a la Policía y ésta a su vez dio intervención al Ministerio de Ecología de la Provincia.

Se aguardaba el arribo de los guardafaunas para que asistieran al animal lesionado y luego lo trasladaran a un centro especializado en veterinaria.

En Misiones existen áreas protegidas donde los automovilistas deben disminuir la velocidad para evitar atropellamientos de la fauna.

También el yaguareté
Recientemente la Red Yaguareté informó que el 97% de los conductores de vehículos excede la velocidad máxima en las zonas de reserva.

Desde dicha red solicitaron además la instalación de radares y el cobro de elevadas multas para los infractores.

La especie Yaguareté, también en peligro de extinción, fue declarada Monumento Natural y está en peligro de extinción pese a que en los últimos años se notó una leve recuperación de su población. Actualmente se estima que son cerca de cien los ejemplares que habitan los retazos de selva.

Recientemente y tal como publicó PRIMERA EDICIÓN, un automovilista atropelló y mató a un ejemplar de yaguareté hembra -estaba preñada de dos cachorros-.

Tras el accidente, un guardaparques llevó al animal a Puerto Iguazú, donde profesionales de la fundación Red Yaguareté, una ONG que trabaja para preservar la especie, le realizaron una necropsia y constataron que los cachorros estaban próximos a nacer. Los casos donde los gato onza resultan víctimas ahora se siguen sumando.

Primera Edicion

Compartinos en...

Comentários no Facebook