Autoridades de la Universidad de Chaco se habrían apropiado de fondos públicos

De acuerdo a lo confirmado por la Cámara de Apelaciones, las autoridades de la Universidad Nacional del Chaco Austral (Uncaus) armaron una estructura “administrativa y académica” con el objetivo de desviar fondos públicos que pertenecen a la universidad “en beneficio propio”. Es decir, se organizaron en torno a la institución ara apropiarse del dinero destinados a los programas y las partidas presupuestarias que esa casa de estudios recibe por parte del Estado Nacional.

Según la investigación, lo hicieron desde el 2010 hasta mediados de 2016. De esta manera, la Cámara avaló el procesamiento que un juez de primera instancia había dictado el año pasado al rector de la Uncaus, Omar Judis, al resto de la conducción de la universidad y al único beneficiario de las obras en esa casa de estudios.

La Justicia además suspendió los últimos comicios en esa universidad, al considerar que no existe una vida democrática que garantice elecciones libres y dentro de la ley. Así, a la Uncaus la dirige hoy un órgano con integrantes procesados y con el mandato vencido. Un informe de la SIGEN, en tanto, verificó la irregularidad en la designación de los docentes.

Las autoridades de la Uncaus se aíslan cada vez más: a medida que la Justicia fue avanzando con la causa, fueron cortando el contacto con el gobierno nacional pero también con el resto de los rectores (tanto peronistas como radicales). Se amparan en la autonomía universitaria, para seguir al frente de la universidad.

Omar Judis, el rector, llegó de la mano del dirigente Jorge Capitanich al que luego acompañó en el gobierno nacional cuando éste fue jefe de Gabinete.

La situación genera preocupación en todo el conjunto del sistema universitario. En el fallo que determina el procesamiento de las autoridades de la Uncaus, el juez federal Aldo Alurralde había pedido al Congreso Nacional –y a otros organismos públicos- que evalúen la posibilidad de intervenir la universidad, en el marco de la ley de educación superior que lo habilita para ocasiones muy puntuales y muy graves. El último que intervino una universidad nacional en democracia fue Hipólito Yrigoyen en 1918, en medio del proceso por la Reforma Universitaria.

El Intransigente

Compartinos en...

Comentários no Facebook