Buscan convertir el Jardín Botánico en un polo para la investigación científica

El Jardín Botánico Alberto Roth de Posadas tiene casi cuatro décadas de funciones en la capital provincial. En sus más de 15 hectáreas en el barrio Parque Adam se conservan especies arbóreas nativas de gran valor para la zona. Asimismo, adquirió un gran valor simbólico desde sus inicios en conservacionistas, investigadores y los mismos vecinos de la ciudad. Ahora, a través de un proyecto del que participan diversas instituciones nacionales como la Universidad Nacional de Misiones, el Conicet y otras provinciales y áreas municipales, se buscará darle un impulso al parque histórico.
En ese marco, ayer se presentó el nuevo Modelo de Gestión del Jardín Botánico que, en conjunto con las instituciones antes mencionadas y a la espera de más públicas y privadas que se sumen, buscarán convertir al espacio verde en un polo para la investigación y el desarrollo científico.
“En ese espacio se pretende no sólo hacer investigación sino también divulgar lo que se hace a través de diversas acciones y diversos públicos, desde niños hasta adultos mayores, pasando por estudiantes de todos los niveles”, señaló Ana Honfi, coordinadora del Jardín por parte de la Unam.
En ese sentido, confirmó que ya hay diversas líneas de desarrollo e investigación que confirmaron su participación en este proyecto y que en el corto plazo comenzarán a trabajar en el espacio del Botánico.
“El primer grupo de investigación corresponde al Instituto de Biología Subtropical dependiente del Conicet y de la Unam con el Programa de Estudios Florísticos y de Genética Vegetal. Ellos van a trabajar gramíneas de interés forrajero y ornamental y plantas ornamentales. Además van a hacer curaciones de las colecciones vivas, protocolos de germinación y multiplicación y van a trabajar en producción de semillas de pastos”.
La Unam también será la encargada de documentar las plantas existentes en el Jardín y realizar una base de datos de acceso público sobre toda la flora del lugar.
Otro de los organismos que participará de estas acciones será el Instituto de Biotecnología de Misiones a través de Proyecto de Hidroponía.
“Van a ser parte mediante tecnología para sistemas de cultivos hidropónicos y tecnología para la automatización de invernáculos, la idea es tener un espacio para ese tipo de tecnología. También el Instituto de Biomateriales de Misiones participará con biofertilizantes y bioinoculantes aplicados a la producción de plantas. En este momento el equipo está trabajando con yerba mate y la idea es tener ahí -en el Jardín Botánico- un espacio para el desarrollo de esos productos”, detalló Honfi.
A su vez, la Facultad de Ciencias Forestales tiene un proyecto de árboles nativos y de germinación y multiplicación que se sumará a estas líneas de trabajo. Se confirmó que en breve se comenzará a capacitar al personal del Jardín Botánico y al personal de Espacios Verdes del municipio.
Además se confirmó el trabajo conjunto con otros botánicos de la región. “Oberá y Corrientes ya manifestaron su interés en trabajar con nosotros”, dijeron en la mesa en la que participaron autoridades municipales y de la EBY.

Infraestructura moderna
A principios de año, Yacyretá entregó a la comuna una moderna infraestructura para la ampliación del Jardín Botánico. El edificio se construyó dentro del predio y ahora cuenta con un sector para informes y exposiciones junto al salón de usos múltiples. También tiene laboratorios, oficinas, mirador, depósito e instalaciones sanitarias donde en el corto plazo comenzarán a funcionar los proyectos anunciados ayer.
Se aclaró que “el objetivo general es generar un espacio que permita, no sólo adquirir nuevos conocimientos, sino también la capacitación y producción de nuevo material biológico para expandir el Jardín Botánico. Los objetivos específicos implican generar recursos humanos capacitados para el trabajo en el vivero y la repoblación arbórea y vegetal de la ciudad. Potenciar los proyectos aplicados entre equipos multicéntricos de la ciudad en el área de pertinencia, mejorar el trabajo entre las instituciones académicas, gubernamentales y otros actores de la provincia”.
En los próximos meses se pondrá en funcionamiento el invernáculo construido por la EBY en términos productivos y experimentales.
“Queremos transformar ese vivero en un invernáculo para el desarrollo de actividades científicas y académicas, capacitación técnica y a la vez producir algunas plantas. Todo dependerá del financiamiento que logremos”, dijeron los especialistas en la mesa convocada ayer.
“Vamos a trabajar para tener colecciones documentadas, de tal manera que lo que viva en el Jardín Botánico o en el invernáculo esté documentado vía registros arbóreos y una base de datos de disponibilidad pública. La idea es hacer investigación, exhibiciones, reproducción, restauración y aprovechamiento sustentable y educación”, expusieron.

EL Territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook