Casi todo lo robado volvió a manos del piloto pampeano de TN

Varios de los elementos que fueron robados al equipo de competición de piloto de Turismo Nacional, el pampeano Matías Menvielle, fueron recuperados en la últimas horas. Una parte de los objetos fueron hallados en una vivienda de la chacra 181, donde se procedió a la detención de un hombre de 38 años.

La denuncia fue radicada en las primeras horas del lunes en la seccional Decimoquinta por Rubén Menvielle, padre del corredor de automovilismo. De forma inmediata comenzó la labor del personal de las Divisiones Homicidios, Comando y Motorizada de la Policía de la provincia para esclarecer el hecho.

En principio, los primeros rastros del robo aparecieron en un pastizal lindante con el autódromo de Posadas. En el lugar, los efectivos encontraron la funda de un casco, la cual fue reconocida por Menvielle.

Horas después, por orden del Juzgado de Instrucción 6, a cargo del doctor Ricardo Balor, personal de esa dependencia y del GOE llegaron a una vivienda del barrio Giovinazzo, lindante con el autódromo. Golpearon pero no había nadie en el sitio.

Cortaron un candado y en el interior del domicilio fueron encontrados una batería, un compresor de aire, un maletín y otras herramientas que fueron sindicadas como propiedad del equipo de competición. La tarea tuvo la importante declaración de una testigo, quien alertó a los uniformados acerca del lugar donde estaban los artículos robados.

En esa misma línea continuó la pesquisa, la cual volvió a arrojar resultados ya en la madrugada de ayer, pero en otro punto de la ciudad. Los datos arrojados por la testigo llevaron a los uniformados a la chacra 181, específicamente en inmediaciones de avenida San Martín y calle Almafuerte, a escasos 200 metros de la costanera.

En ese lugar, con un nuevo oficio del Juzgado se procedió a otro allanamiento en una vivienda. Los uniformados encontraron un casco de color amarillo y naranja, con la inscripción de Matías Menvielle en uno de sus costados, como así también un malacate eléctrico que sería propiedad del equipo de competición. Un hombre de 38 años se encontraba en ese domicilio y no supo explicar la procedencia de los mismos. Tras una consulta al juez interviniente, detuvieron a la persona y le informaron que quedaba supeditado a la causa.

Los policías continuaron las averiguaciones en el barrio y en uno de los pasillos encontraron una motocicleta con las llaves puestas, similar a la denunciada como sustraída al Team Menvielle. En las consultas con los ocasionales transeúntes nadie sabía de quién era la moto, motivo por el cual procedieron a labrar un acta de secuestro del rodado.

Todos los elementos fueron trasladados a la División Investigaciones de la Policía. Hasta allí fueron convocados los denunciantes, quienes reconocieron los elementos. Por orden del Juzgado, procedieron a hacer entrega de los mismos. En tanto las investigaciones continúan con el fin de hallar una computadora Acer que contenía datos que el equipo utiliza para las carreras.

“Nos dolió mucho”
Matías Menvielle accedió a dialogar con PRIMERA EDICIÓN y se mostró conforme con el avance del caso. Todavía apesadumbrado por el hecho, reveló que en la categoría Turismo Nacional, recorre los diferentes circuitos del país desde hace tres años y es la primera vez que les toca vivir algo así.

“Cuando nos levantamos encontramos la puerta abierta. Rompieron el candado de un cajón que estaba afuera. También abrieron la puerta del colectivo y se llevaron ropa común, el casco y muchos otros elementos. Nos dolió mucho porque la competencia resulta de un gran esfuerzo familiar. Armamos el auto con mi viejo. Todo es muy a pulmón. Venimos de abajo”, explicó.

Se mostró contento por haber recuperado el casco de competición, ya que tiene un gran significado para él. “Tenía un gran cariño por el casco porque lo usaba en todas las carreras. Estaba a punto de cambiarlo y la intención era guardarlo en una vitrina. Estaba muy desanimado cuando vi que me lo habían robado. Era algo muy preciado para mí. Para un piloto es como un brazo”, señaló.

Afortunadamente lo pudieron recuperar, aunque faltan algunas cosas. Más allá de ello agradeció la labor de la Policía y de todos los que le tendieron una mano tras el robo.

“Estamos agradecidos con la gente de la Asociación de Pilotos y Navegantes de Rally, quienes nos dieron una mano impresionante, del mismo modo a la Vicegobernación de la Provincia, a las autoridades del autódromo, quienes estuvieron cerca desde que nos dimos cuenta que nos habían robado, a la gente de la categoría y a toda la Policía. Sólo me queda agradecer por todo lo que han hecho”, cerró.

Primera Edicion

Compartinos en...

Comentários no Facebook