Centenares de desaparecidos tras ruptura de una represa en Laos

La represa, situada en la provincia de Attapeu (suroeste), cerca de la frontera con Vietnam, se derrumbó en el lunes en la noche, liberando 5.000 millones de metros cúbicos de agua y “causando varios muertos y centenares de desaparecidos”, precisó la agencia oficial del régimen comunista.

“El proyecto hidroeléctrico Xe-Pian Xe-Namnoy se derrumbó”, confirmó la empresa Xe Pian-Xe Namnoy Power Company (PNPC), encargada de la construcción de la represa. “El accidente fue causado por las continuas lluvias que hicieron que se acumularan grandes cantidades de agua”, agregó.

Decenas de viviendas en la zona inundada quedaron totalmente sumergidas, mostraron imágenes aéreas filmadas por equipos de rescate.

Otras imágenes difundidas por la agencia oficial de Laos muestran a decenas de personas, entre ellos niños, amontonados en barcazas.

En la actualidad hay varias decenas de represas en construcción en Laos, financiadas mayoritariamente por China. Gran parte de su energía hidroeléctrica se exporta hacia los países vecinos, en particular Tailandia.

“Diez ya están operacionales, entre 10 y 20 aún están en obras y otras decenas están en la fase de proyectos”, detalló a la AFP Toshiyuki Doi, de la ONG Mékong Watch, con sede en Japón.

“Batería del sudeste asiático”
Situada en el corazón de la península de Indochina, el pequeño Estado rural y montañoso tiene como ambición convertirse en “la batería del sudeste asiático”.

Desde hace años, las organizaciones de defensa del medioambiente han expresado su preocupación por las ambiciones hidroeléctricas de Laos, especialmente por el impacto de la represas sobre el río Mekong, su flora y su fauna, así como sobre las poblaciones rurales y las economías locales.

Hasta ahora no se ha realizado ninguna evaluación ambiental completa.

La represa de la provincia de Attapeu, una obra de más de mil millones de dólares, está en construcción desde 2013.

Detrás de este proyecto está Xe Pian-Xe Namnoy Power Company (PNPC), una sociedad formada por la compañía tailandesa Ratchaburi Electricity Generating Holding, la surcoreana Korea Western Power y la laosiana Lao Holding State Enterprise.

La represa, de una potencia de 410 megavatios, tenía que comenzar a suministrar electricidad en 2019, según la web de PNPC, y el 90% de la energía producida tenía que exportarse a Tailandia.

Hay otro proyecto gigantesco actualmente en curso en Laos. La represa hidroeléctrica de de Xayaburi, construida por el grupo tailandés CH Karnchang. Su costo está evaluado en 3.800 millones de dólares para una potencia de 1.285 megavatios.

Fuente: Agencia de Noticias AFP/NA

Compartinos en...

Comentários no Facebook