Cuadernos K: “Pongo las manos en el fuego por Cristina”

El ex diputado nacional del Frente para la Victoria Héctor Recalde sostuvo hoy que pone “las manos en el fuego” por la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner, a quien considera víctima de “persecución” por parte del Gobierno y del juez federal Claudio Bonadio.

El pedido de allanar los domicilios de la ex presidenta fue hecho por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa por los cuadernos con detalles de las presuntas coimas en la obra pública durante el kirchnerismo.

El magistrado había solicitado la autorización para efectuar dichos operativos en los inmuebles que la ex jefa de Estado posee en El Calafate, Río Gallegos y en el barrio porteño de la Recoleta. Lo cierto es que, según establece la Ley de Fueros, el Senado debe votar sobre la autorización para llevar a cabo los citados allanamientos.

“Yo pongo las manos en el fuego por Cristina”, aseguró, al tiempo que minimizó las confesiones de ex funcionarios como Juan Manuel Abal Medina, Martín Larraburu y Claudio Uberti. El ex jefe de la bancada kirchnerista en Diputados remarcó que “la confesión no hace prueba en el juicio penal”, pero reconoció: “Si se prueba que algún compañero de nuestro espacio político cometió un delito y está acreditado en la Justicia, merecerá nuestro repudio”.

Y acentuó el repudio sería “doble”, porque de los integrantes de fuerzas políticas populares se espera “una conducta intachable”. Por otra parte, Recalde descalificó el pedido de allanamiento sobre las propiedades de Cristina Kirchner que cursó Bonadio al Senado, ya que a su entender la utilidad de poner en marcha ese recurso judicial pierde eficacia si no se lo hace “sorpresivamente”.

“Es el allanamiento más largo del siglo”, cuestionó, y destacó que frente a la demora, “la presunción es que si hay algo escondido, ya no está más”. En ese sentido, indicó que “cuando se está tan recurrentemente insistiendo en hacer allanamientos, es para el show más que para conseguir una probanza en un proceso”.

En este marco, el dirigente kirchnerista defendió la ausencia de diputados del kirchnerismo y del justicialismo en la sesión que convocó el oficialismo y que fracasó por falta de quorum. “Una cosa es dar señales de transparencia y otra cosa es entrar en lo que nosotros entendemos como una persecución. Yo no sería cómplice de una persecución”, opinó.

El Intrasigente

Compartinos en...

Comentários no Facebook