Diputados aprobó el Presupuesto 2019

El oficialismo, con el apoyo de algunos peronistas referenciados en gobernadores, consiguió aprobar en Diputados y enviar al Senado el proyecto de Presupuesto 2019 y las leyes económicas complementarias, en el marco de una larga y tensa sesión que, a poco de iniciarse, debió ser interrumpida como consecuencia de los incidentes registrados en las inmediaciones del Congreso.

Cambiemos contó con el apoyo de una veintena de integrantes del interbloque peronista Argentina Federal, y de diputados referenciados en algunos gobernadores no peronistas, además de los tres diputados de Evolución. Asi, consiguió 138 votos a favor, contra 103 que sumaron kirchneristas, massistas, izquierdistas y otros peronistas. En tanto, se registraron 8 abstenciones y 7 ausencias.

El proyecto presupuestario para el año próximo que busca aprobar Cambiemos en el Senado contempla una inflación anual del 23 % en 2019, con un dólar de $ 40,10 en promedio para el año y una caída del Producto Bruto Interno (PBI) del 0,5 % y, además del “déficit cero” en las cuentas públicas, prevé destinar el 70 % de los recursos al gasto social.

Las tres leyes económicas complementarias (revalúo de Ganancias por inflación, reforma del impuesto a los Bienes Personales y adenda fiscal) reunieron entre 130 y 140 votos a favor y fueron aprobadas luego de que el kirchnerismo se retirara del recinto tras la aprobación del presupuesto.

En el último capítulo de la sesión, el bloque radical, con el apoyo de la mayoría del interbloque Cambiemos, fracasó en su intento de aprobar el proyecto que obliga a los jueces y demás integrantes del Poder Judicial a pagar el impuesto a las Ganancias, ante la negativa de algunos diputados opositores a abordar la votación sin mayor debate.

Quórum e incidentes

La sesión se inició a las 11.35 del miércoles luego de que el oficialismo consiguiera quórum con sus propios diputados y con el aporte del interbloque Argentina Federal, varios monobloques y los cuatro puntanos de Unidad Justicialista que responden a Alberto Rodríguez Saá.

Entre los bloques que contribuyeron al quórum se encontraban los cinco misioneros del Frente de la Concordia Misionero y algunos monobloques, como el mendocino José Luis Ramón (Unidad Protectora); Omar Félix (peronista de Somos Mendoza); María Florencia Peñaloza Marianetti (Somos San Juan), Graciela Caselles (Partido Bloquista San Juan) y Adriana Nazario (Córdoba, Trabajo y Producción).

A poco de iniciada la sesión, diputados del oficialismo y de la oposición se enfrentaron duramente en el recinto, al punto que hubo gritos e intentos de golpes de puño entre los legisladores a raíz de los incidentes protagonizados por manifestantes y policías en las adyacencias del Congreso.

En ese marco de tensión, el macrista Nicolás Massot y el kirchnerista Daniel Filmus debieron ser separados en medio del tumulto que sucedía en el sector de bancas donde se sientan los legisladores oficialistas. Filmus acusó a Massot de haberle gritado a Leopoldo Moreau y de invitarlo a “salir fuera del recinto para pelear”.

En ese clima, el presidente de la cámara Emilio Monzó, que recibía videos acercados por diputados opositores con imágenes de los incidentes, propuso un cuarto intermedio de diez minutos y se reunió con los jefes de los bloques. Allí se decidió convocar a los funcionarios a cargo de la seguridad en la Ciudad, quienes minutos después les trazaron a los principales referentes de los bloques un panorama de lo que sucedía en la calle.

Declaraciones y “chicanas”

El presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, arremetió contra el kirchnerismo: “El tema no es volver o no al pasado cuando ustedes tengan ganas”. Y completó: “Por supuesto que han existido errores, por eso estamos cumpliendo con la responsabilidad en una noche que sabemos que estamos con los flancos un poco débiles. Pero no venimos a subirnos arriba de una tribuna estudiantil a hacer discursos facilistas… ¡Se fumaron el país y vienen a darnos recomendaciones ahora!”.

El diputado santafesino kirchnerista Agustín Rossi había enfatizado minutos antes: “La realidad es que el FMI nos diseña el Presupuesto que estamos tratando hoy y al mismo tiempo nos marca la agenda legislativa. Es decir que estamos sesionando hoy acá porque es lo que marca el Fondo”. Y agregó: “Todos sabemos cómo terminó el déficit cero, pero también cómo terminaron los programas de ajuste: todos terminaron con crisis, ¿por qué creen que este va a salir bien?”.

El presidente del interbloque Agentina Federal, el salteño Pablo Kosiner, justificó la decisión de la mayoría de su espacio de acompañar el proyecto: “Una opción era rechazarlo. Pero lo primero que hay que decir es que si se rechaza, se activa el ajuste que implica un presupuesto prorrogado. La otra opción es involucrarnos en la discusión de este presupuesto sabiendo que no aprobarlo es tremendamente peor desde el punto de vista del riesgo de un ajuste”. Como contrapartida, remarcó que “el problema es la falta de plan económico, que este Gobierno nunca alcanzó a tenerlo, porque las variables que utilizó son de política eminentemente monetaria”.

Graciela Camaño, presidenta del bloque del Frente Renovador, embistió contra el oficialismo: “Es hora de que se hagan cargo de que o no tuvieron plan económico, o fracasaron, porque este Presupuesto nos trae más aumento de tarifas, más recesión, mucha inflación, más impuestos, menos obra pública, mucho más pago de intereses de la deuda, con lo cual todos los indicadores nos dan la pauta que vamos a estar peor que en el año 2015”. Mirando a la bancada oficialista, continuó con una crítica al mensaje de Cambiemos: “Déjense de construir relato. Déjense de ser twiteros de Durán Barba, porque dan vergüenza ajena”.

Cronica

Compartinos en...

Comentários no Facebook