Dujovne y Frigerio recibieron a ministros de Economía en Olivos

Bajar el gasto público, controlar la inflación, generar confianza y credibilidad, y tener un plan económico claro son las mayores expectativas que hay sobre las políticas administrativas del gobierno de Mauricio Macri, que por el contrario hasta ahora no hicieron más que mostrar un panorama poco alentador en el manejo económico del país.

La industria es la que en mayor medida ha sentido el impacto de una disminución en su nivel de operación. La baja de inflación surge nuevamente como una cuestión preponderante para la competitividad. Pero si se habla de esfuerzos, al Gobierno se le reconocen sus intentos por lograr la apertura del país al mundo y las intenciones positivas por la obra pública.

En ese contexto, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, se reunieron hoy en la Quinta Presidencial de Olivos con los ministros de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza, de Corrientes, Enrique Vaz Torres; de Mendoza, Lisandro Nieri; de Jujuy, Carlos Sadir, y de la ciudad de Buenos Aires, Martín Mura. Durante el cónclave, además, estuvieron presentes el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena; y el secretario de Provincias y Municipios, Alejandro Caldarelli.

Cabe recordar que momentos previos a la victoria de Cambiemos en las elecciones legislativas, un poco más de la mitad de los que respaldaban al oficialismo creían que la economía iba a mejorar en el primer semestre de 2018. Sin embargo, quedó claro que los resultados no fueron los esperados.

La falta de una estrategia para controlar la inflación, la devaluación, la caída del nivel de actividad, la baja del consumo, la falta de inversión, las elevadas tasas de interés y la escasez de crédito son algunos de los puntos negativos que desgastaron la imagen positiva del macrismo desde que asumió el manejo de la Argentina. Incluso, al Gobierno, se le cuestiona cada vez con mayor frecuencia la política comunicacional, siendo que la mayor parte del tiempo frente al poder se la pasó remarcando su apuesta al “diálogo”.

el intransigente

Compartinos en...

Comentários no Facebook