El asesino de John Lennon pedirá la libertad condicional por décima vez

Mark David Chapman, quien asesinó a John Lennon el 8 de diciembre de 1980, pedirá este mes a las autoridades penitenciarias de Nueva York, por décima vez, que le concedan la libertad condicional, algo que repite cada dos años desde 2000.

Chapman, de 63 años, mató a tiros al integrante de los Beatles, en la entrada de su residencia en el edificio Dakota de la Gran Manzana. Por el crimen fue condenado a un mínimo de 20 años y un máximo de cadena perpetua. Está en la prisión de alta seguridad de Wende, en el estado de Nueva York, y comenzó a enviar sus peticiones a la Junta de Libertad Condicional del estado una vez cumplió 20 años preso, en 2000, pero en las últimas nueve audiencias no tuvo éxito.

En 2008, Chapman declaró que cometió “una horrible decisión al acabar con la vida de otro ser humano”. “Creí que matando a John Lennon me convertiría en alguien, y en lugar de eso me convertí en un asesino, y los asesinos no son nadie”, expresó.

Ese 8 de diciembre de 1980 arrancó con mucha actividad para el músico. La fotógrafa Annie Leibovitz fue a su departamento para realizar una sesión para la revista Rolling Stone. Había dado una extensa entrevista el 5 de diciembre a la revista especializada en música, en la que repasó su carrera y, en especial, habló de su nuevo disco. “La gente quiere héroes muertos, como Sid Vicious y James Dean. A mí no me interesa ser un héroe muerto, así que olvídense, olvídense”, le contó el exBeatle al periodista Jonathan Cott.

También le dio una nota, sería la última, a un DJ de San Francisco, Dave Sholin, para un programa musical. Por la tarde, el músico junto a su mujer abandonaron el departamento para mezclar en el Record Plant el tema “Walking on Thin Ice”, un tema de Ono que lo tenía a Lennon en la guitarra. Horas antes del asesinato, Lennon le autografió a Chapman una copia del disco Double Fantasy.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook