El Gobierno modificó los montos de ingresos para las asignaciones familiares

El gobierno de Mauricio Macri modificó hoy por decreto el régimen de asignaciones familiares para “ordenarlo, darle mayor equidad y aumentar la cobertura”. Elevó el ingreso mínimo desde el cual el trabajador o grupo familiar percibirá asignaciones, de $200 a $2816, y redujo los topes de $94.786 a $83.917. Además, ajustó el sistema de pago de aportes patronales y unificó el valor de las asignaciones en todo el país con máximos de $1500, con lo cual reducirá desde septiembre próximo el beneficio para “zonas diferenciales”, como la Patagonia, donde se cobraba el doble.
“Con la adecuación estamos mejorando el sistema de seguridad social, dotándolo de mayor equidad, vamos a seguir aumentando la cobertura del sistema y queremos que sea parejo para todos”, dijo a La Nación Emilio Basavilbaso, director ejecutivo de la Anses.
Nuevos montos 
Para el régimen general unificado, hasta ingresos de $2816 por grupo familiar, los trabajadores percibirán la Asignación Universal Por Hijo y no las Asignaciones Familiares (AF). Para sueldos de entre $2816 y $24.492, la AF será de $1578 por cada hijo. Hasta ingresos de $35.922, será de $1063 por hijo. Hasta $41.473, de $640 por hijo. Y hasta $ 83.917, se fijará en $328 por hijo.
En cuanto al régimen de “zonas diferenciales”, hasta hoy existen beneficios notorios para los niños de esas regiones.
Se dividen en zonas 1, 2, 3 y 4. La zona 1 comprende a las AF para algunos departamentos en La Pampa, Rio Negro, Neuquén, Formosa y Mendoza. La AF máxima es $1578 por hijo para los de menos ingresos (de $200 a 24.492), $1405 para los que ganan hasta 35.922 pesos; $1265 para los que ganan hasta $41.473, y $646 para los que ganan hasta $94.786.
La zona 2, en Chubut, las escalas respectivas de AF son de $3407, $2107, $1902 y $970. En la zona 3, en Catamarca, Jujuy y Salta, son de $3155, $2802, $2532 y $1286. Y en la zona 4, en Santa Cruz, Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur, las escalas son de $3402, $2802, $2532, y $1286, respectivamente.
Según el decreto número 702/2018, publicado hoy en el Boletín Oficial, el nuevo régimen comenzará a regir para las asignaciones familiares que se pagarán a partir de septiembre.
Los nuevos cambios, que no implicarían necesariamente un recorte de partidas en el sistema previsional sino un “ordenamiento”, según la Anses, actualizó los ingresos mínimos y máximos para Asignaciones Familiares. La Anses detectó que muchos empleadores registraban a los trabajadores por un ingreso menor al real, para evadir aportes patronales.
El ingreso mínimo a partir del cual se percibirá asignación por hijo para el grupo familiar se elevará de $200, valor actual, a $2816 para evitar esas maniobras. En la actualidad siguen existiendo empleadores que tienen registrados trabajadores con $200 y la Anses hará un cruce de datos con la AFIP para buscar identificar esos casos.
Por otra parte se actualizaron los topes para percibir asignaciones familiares. Se reducirá el máximo por grupo familiar para recibir la asignación de $94.786 a “83.917. Si hay un solo trabajador en la familia, el tope por ese ingreso individual no deberá superar los $41.900.
A partir de esos topes los trabajadores no cobran las asignaciones, pero pueden deducir a los hijos del Impuesto a las Ganancias. Los montos máximos hoy superan el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, por lo que algunas familias recibieran Asignaciones Familiares y, al mismo tiempo, una deducción del Impuesto a las Ganancias.
El decreto hace más estricto el pago de los aportes patronales por parte de los empleadores. Algunos empleadores registraban a sus trabajadores con posterioridad a su incorporación real para evitar el pago de aportes patronales, según observó la Anses. A partir de ahora Anses sólo pagará retroactivamente Asignaciones Familiares si los empleadores hicieron los correspondientes aportes.
La tercera medida del decreto consistió en la unificación del valor de las Asignaciones Familiares en todo el país para que todos los hijos cobren lo mismo. Hace más de 20 años se habían fijado “zonas diferenciales” (Patagonia y otras áreas de frontera en el norte del país) para fomentar la población y compensar gastos.
El Territorio
Compartinos en...

Comentários no Facebook