El grafeno se vuelve más duro que el diamante cuando es impactado por una bala

Un grupo de científicos del Advanced Science Research Center, en Nueva York, han creado un material derivado del grafeno, llamado diamene, que promete ser tan flexible como el papel de aluminio pero lo suficientemente resistente como para detener el impacto de una bala.

Mostraron cómo dos capas de grafeno (cada una de un átomo de grosor) podían usarse para hacer un material que se comportaba de manera parecida al diamante al recibir un impacto. Existen muchos usos potenciales a dicho material, desde revestimientos protectores resistentes al agua hasta armaduras resistentes a balas ultraligeras.

“Esta es la película más delgada pero con mayor rigidez que se haya creado“, afirma Elisa Riedo, profesora de Física de ASRC e investigadora principal del proyecto. “Anteriormente, cuando probábamos el grafito o una sola capa atómica de grafeno, aplicamos presión y acababa por romperse. Pero con dos capas de espesor, nos dimos cuenta de que el material se volvía extremadamente duro y rígido, igual o más que el diamante“.

El diamene es suave y flexible hasta que se aplica presión, hecho que le hace volverse más rígido. “El grafito y el diamante están hechos completamente de carbono, pero los átomos están dispuestos de forma diferente en cada material, dándoles propiedades distintivas como la dureza, la flexibilidad y la conductividad eléctrica“, afirma Angelo Bongiorno, parte del equipo de investigación. “Nuestra nueva técnica nos permite manipular el grafito para que pueda asumir las propiedades del diamante en condiciones específicas“.

El grafeno es un “material milagroso” que, en esencia, se descubrió por primera vez en 2004. Desde entonces, los científicos han propuesto una serie de usos novedosos para este material, desde la energía limpia hasta lentes de visión nocturna.

Fuente: ¡No Sabes Nada!

Compartinos en...

Comentários no Facebook