En 20 días aumentó casi 29% el precio de los alimentos básicos

En medio de la crisis cambiaria, los precios de los alimentos, higiene personal y limpieza se encarecieron hasta un 28,7 por ciento en 20 días, según un relevamiento realizado por la consultora Focus Market.

Además se observó una retracción del consumo y menor producción industrial.
El relevamiento, que midió la evolución de precios versus el tipo de cambio, muestra que en el top de categorías de productos que más aumentaron son: chocolates (28,7%), pastas secas (22,2%), aceite (15,5%), seguido por quesos untables (11%), gaseosas (10,1%), yerbas (8,3%), galletas (8,1%), mayonesa (8%) y manteca (7,6%).
Según consignó el diario Ámbito, en ese período, la divisa se apreció un 35,6% desde los 20,47 dólares el 20 de abril hasta los 27,76 dólares del 22 de junio.
“En las tres últimas semanas, tienen incrementos superiores lo cual habla de una aceleración del indicador”, destacó el informe.
Agregó que “la variación del dólar parece influir en los precios luego de dos semanas de producida la suba de su valor”.
Para Focus Market, “el promedio de las categorías se sigue acelerando, pero no al ritmo de la evolución de la devaluación del peso frente al dólar debido a la contracción de la demanda y caída del consumo”.

Retracción en la industria
Retracción del consumo y baja de capacidad de producción, representa otro aspecto a la actual crisis cambiaria en el país.
Ayer, Daniel Funes de Rioja, uno de los vicepresidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), advirtió que hay una “retracción del consumo” de alimentos y esto hace que las fábricas estén “trabajando como máximo al 60%” de su capacidad instalada”, consignó la agencia Noticias Argentinas.

“Evidentemente el momento es complicado y la visión empresarial es que aspiramos a que esta complejidad sea lo más corta posible”, dijo el empresario, quien también es presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).
El empresario analizó así el impacto de la crisis cambiaria en la economía real y admitió que los empresarios saben que hay un contexto internacional complejo que genera volatilidad con distinto impacto en los países. Estimó que a la Argentina esa volatilidad le ha pegado fuerte por su trayectoria de “incumplimientos, default e inestabilidad macroeconómicas”.
“Efectivamente está repercutiendo (en la economía real). Estas tasas de interés (superiores al 40%) son verdaderamente imposibles de afrontar para el sistema productivo en una economía normal”, sostuvo el también presidente del capítulo empresarial del G20.

Economías regionales  
El empresario reveló que la Copal se encuentra en plena discusión sobre las economías regionales, porque si bien ahora tienen un tipo de cambio favorable, lo que no tienen es capital de trabajo.

“Hay que afrontar sueldos, aguinaldos, incrementos salariales, ajustes de tarifas, pero no hay acceso al crédito y las pymes y las economías regionales se mueven sobre la base del acceso al crédito”, advirtió el empresario.
Indicó que también afecta al sector la presión fiscal superior al 40% para los alimentos y mayor al 50% para las bebidas. Eso, dijo Funes de Rioja, tiene un doble efecto porque, por un lado, eleva los precios y complica el consumo: “Destacamos que en materia de alimentos hay una retracción del consumo y esto hace que estemos trabajando como máximo al 60% de la capacidad instalada”.
Y, en segundo lugar, el empresario señaló que el otro factor que está impactando negativamente en el sector alimenticio es “la gran informalidad”, porque hay trabajo en negro y gente que no paga impuestos en un mercado no registrado que compite en forma desleal.
“Que la gente come menos puede ser, no lo puedo afirmar. Pero lo concreto es que hay alimentos de marcas truchas que circulan y compiten con la economía formal, que espera con ansiedad la baja de los impuestos para que mejore el consumo y para terminar con la competencia desleal”, sostuvo el empresario.
Funes de Rioja indicó que todas estas cuestiones van en cadena y ayer fueron planteadas al ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, para ir discutiendo las realidades productiva, fiscal y laboral.
También dijo que los empresarios aspiran a que la reforma impositiva no se postergue y se aplique, para que haya una disminución del impuesto a los Ingresos Brutos en las provincias.

La inflación esperada por el mercado se elevó al 30%

La inflación esperada por analistas de mercado para este año se elevó al 30% tras la fuerte devaluación mientras el tipo de cambio se proyecta a 30,30 pesos para fin de año, según el relevamiento de expectativas del Banco Central.

Los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) indicaron que el incremento en las proyecciones de alza del costo de vida fue de 2,9% en junio.
“Para 2018, la inflación esperada subió a 30%, al tiempo que la inflación núcleo esperada aumentó 3,1% hasta 28,2%”, resaltó el sondeo.
En ese sentido, argumentó: “Los analistas esperan que, tras un aumento transitorio, la inflación vuelva a caer en los próximos meses hasta ubicarse en un 1,8% mensual en el último trimestre del año”.
“Se espera que la inflación núcleo para diciembre sea de 1,5% mensual. Para los próximos doce meses la inflación pronosticada ascendió a 24,2%”, destacó y puntualizó que “para 2019 la expectativa de inflación alcanzó 20,2%”.
Respecto de las expectativas sobre el nivel de tipo de cambio nominal mayorista, los especialistas consultados por el Banco Central señalaron que el promedio mensual se corrigió al alza para todos los períodos relevados respecto de la encuesta previa.
“Para diciembre de 2018, los analistas proyectan que el tipo de cambio nominal alcanzaría $30,3 promedio mensual”.

Intervino el Central al subir 61% las tasas de Lebac

Con intervención del Banco Central en el mercado secundario, las tasas de Lebac subieron ayer hasta el 61% anual para el plazo más corto, tras las medidas monetarias anunciadas el lunes para detener la corrida cambiaria.

Las letras en pesos del BCRA con vencimiento en julio saltaron otros 900 puntos básicos.
En busca de reducir el stock que vence el próximo 17 de junio, el BCRA recompró unos 5.000 millones de pesos de Lebac cortas, confirmaron fuentes de la autoridad monetaria a ámbito.com., logrando así recortar unos puntos la disparada de la tasa, que llegó a rozar el 70 por ciento.
A su vez, el Central colocó otros 2.000 millones de pesos para los plazos de agosto, septiembre y octubre, cuyas tasas terminaron en el 53,1%, 50,25%, y 48,5%, respectivamente.
De esta forma, el monto de las letras que vencen este mes asciende a unos 550.000 millones de pesos, aunque se espera que esa cifra sea aún menor tras la licitación de Letes -se ofrece la posibilidad de un canje por Lebac-, que se extendió hasta el próximo jueves.

Pymes podrán descontar cheques

El Ministerio de Producción anunció un acuerdo con doce bancos públicos para descontar cheques de hasta 90 días a pymes, a una tasa del 29 por ciento, por hasta un total de 26.000 millones de pesos. El anuncio fue realizado ayer por el ministro de Producción, Dante Sica, quien fundamentó la medida en la necesidad de “acompañar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) en esta etapa”. Según el acuerdo, los bancos otorgarán a sus clientes pymes una tasa bruta máxima de 32%, y el Ministerio de Producción bonificará 3 puntos porcentuales, por lo que la neta será del 29%, según informó esa cartera. El presidente del Banco Ciudad, Javier Ortiz Batalla, señaló que “el trabajo conjunto con el Ministerio de la Producción nos permite brindar financiamiento accesible a las pymes, logrando potenciar la cadena de pago con una reducción significativa sobre la tasa de interés, que será en nuestro caso del 28% TNA para capital de trabajo, a través de la línea de descuento de cheques de pago diferido”.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook