Ex concejal será juzgado por presunto abuso sexual

A 21 meses de su detención, el ex concejal de la localidad de El Soberbio Héctor Hilario Schwartz (56) será juzgado hoy por presunto abuso sexual en perjuicio de su hija y una nieta. En caso de ser hallado culpable podría recibir una pena de hasta 20 años de prisión, según indicaron fuentes del caso.
Por tratarse de un delito de instancia privada el debate oral se realizará a puertas cerradas, aunque la lectura de los alegatos y la posterior sentencia serán a instancia pública.
El juicio se realizará desde las 8.30 en la nueva sede del Tribunal Penal Uno, ubicado sobre calle Maipú 270 de Oberá. Fueron citados cinco testigos, entre ellos la hija del imputado que radicó la denuncia.
El Tribunal será presidido por José Pablo Rivero, secundado por Lilia Avandaño y Francisco Aguirre. El ministerio fiscal estará a cargo de Estela Salguero, mientras que el acusado será defendido por el abogado particular Roberto Boilini.

El expediente 111.097/16 fue caratulado como “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la convivencia preexistente”, delito que contempla desde 8 y hasta 20 años de cárcel.
La investigación comentó el 20 de septiembre 2016, cuando su propia hija denunció al ex edil ante la Comisaría de la Mujer de El Soberbio. Relató que su hija estaba angustiada, comenzó a indagar al respecto y la menor le contó que fue abusada por su abuelo en varias ocasiones. Luego, la mujer agregó que dos décadas antes ella también pasó por el mismo calvario, por lo que daba entidad a los dichos de su hija.

Las pruebas

En una primera instancia los médicos que revisaron a la menor, entonces de 14 años, corroboraron que la adolescente presentaba lesiones compatibles con abuso sexual. Por ello, el juez de Instrucción Tres de San Vicente, Gerardo Casco, ordenó la detención del  acusado. Posteriormente, la menor ratificó la acusación en Cámara Gesell, considerada una prueba clave en este tipo de delitos contra menores.
En tanto, la denunciante aseguró que fue abusada cuando tenía entre 10 y 12 años, pero guardó silencio por temor y vergüenza. Recién cuando su propia hija le contó lo que le hacía su abuelo, la mujer decidió romper el silencio. Por su parte, desde un primer momento Schwartz desestimó la grave acusación y aseguró que se trataba de “una venganza” de su hija, en complicidad con su nieta, por su negativa a cubrir los gastos de la fiesta de 15 años de la menor.

Precisamente, al insistir en su inocencia el acusado rechazó la posibilidad de un juicio abreviado.
Desde la detención, la defensa de Schwartz presentó sin éxito dos pedidos de excarcelación que fueron denegados con el argumento de la posibilidad de fuga y entorpecimiento de la investigación, además del riesgo potencial para las víctimas.

La defensa 

Richard Schwartz, hijo del ex concejal, avaló la teoría de una denuncia por venganza y criticó el accionar de la Justicia de Instrucción.
“No existen pruebas en contra de mi papá, que es doblemente víctima de mi hermana y su hija y de la justicia injusta del juez que lo único que quiere es tenerlo preso, pero poco se interesa en sacar a la luz la verdad”, señaló tiempo atrás en una entrevista con este matutino.
Asimismo, opinó que la acusación surgió fue “un ardid de mi hermana y su hija que quería una gran fiesta de 15, pero como papá se negó por el mal comportamiento de su nieta durante ese año, lo denunciaron inventando toda una historia de supuestos abusos que jamás existieron”.

En otro tramo, Schwartz criticó al “juez que se agarra solamente de lo que dijo (la menor) en Cámara Gesell para tenerlo preso, condenándolo antes de que la Justicia se expida”.

el territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook