Exconcejal de El Soberbio va a juicio por violar a su nieta

Era la mañana del 20 de septiembre de 2016. La noticia corrió como reguero de pólvora por el pueblo y por las colonias cercanas. Una comisión policial había arribado a la casa del exconcejal, quien además había sido candidato a Intendente de El Soberbio en 2015. Lo llevaron detenido. Su propia hija lo había denunciado por abusar de su nieta, de 14 años. Por ese caso, el imputado -de 61 años- se sentará en el banquillo del Tribunal Penal 1 de Oberá desde el próximo martes. 

 
La joven madre además se animó a contar a los policías que también se había aprovechado sexualmente de ella cuando era menor. La orden de detención fue dictada por el Juzgado de Instrucción 3, a cargo del magistrado Gerardo Caso. El exedil deberá responder en el banquillo por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”, que prevé penas que van desde los 8 a los 20 años de cárcel.
 
El caso se desató ante las sospechas de la madre de la menor, quien notó comportamientos extraños en su hija. Ese fin de semana, la mujer tenía planeado ir a la casa de su padre para compartir un momento en familia, pero la adolescente se había negado de forma rotunda. Estremecida por lo que podía llegar a decirle su hija, la mujer se armó de fuerzas y le preguntó si el abuelo le había hecho algo. La respuesta la dejó helada. Le dijo que había sido abusada y, así, le hizo revivir el calvario que ella misma había sufrido a manos de ese hombre, su padre, cuando era todavía una niña.
 
Las pericias médicas ordenada por el juez de la causa ratificaron la denuncia. Días después, la menor relató con lujo de detalles el calvario al que era sometida por su abuelo.
 
Ya apresado, el exfuncionario fue trasladado ante Casco para declaración indagatoria. Entonces, el hombre negó las acusaciones de su hija. Sin embargo, los elementos en su contra fueron considerados más que suficientes y el letrado le dictó la prisión preventiva, medida cautelar aún vigente, que el exconcejal cumple actualmente en sede penitenciaria.
 
En el banquillo y ante los jueces Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y Lilia Avendaño, el acusado deberá responder por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”, delito que prevé penas de entre 8 y 20 años de cárcel. El tribunal obereño tendrá la última palabra.
 
Encuadre legal
El delito de “abuso sexual con acceso carnal” prevé una pena de entre 6 a 15 años de cárcel, al decir del artículo 119 del Código Penal, “cuando hubiere acceso carnal por vía anal, vaginal u oral”. 
 
No obstante, la normativa indica que esa pena “será de 8 a 20 años”, entre otros casos,“si el hecho fuere cometido por ascendiente, descendiente, afín en línea recta, hermano, tutor, curador (…) encargado de la educación o de la guarda”.
primera edicion
Compartinos en...

Comentários no Facebook