Exportaciones: la carne argentina volvió al “top ten” en el mercado externo

Al cierre del 2017 alcanzó el 10° puesto entre los exportadores, cuando en 2015 estaba en el 14° lugar. El sector se propone recuperar el 4° puesto que tenía en el 2.005.

Los integrantes de la Mesa de las Carnes se reunieron la semana pasada en el marco de la Expo Rural de Palermo y coincidieron en que el sector se encuentra en un proceso de recuperación del mercado externo.

Destacaron que Argentina volvió a posicionarse en el top ten de los exportadores de carne en el mundo, pasando del puesto 14° en el 2015, al 10° en 2017 y proyectándose para este año que el país alcance el 7° u 8° lugar en el podio. “Vale recordar que en el 2005, Argentina se encontraba en el 4° puesto a nivel mundial”, subrayaron Fernando Canosa y Víctor Tonelli, coordinadores técnicos de la Mesa de las Carnes.

También plantearon cómo está variando el mercado de la demanda de carne en el mundo. “Tradicionalmente, Estados Unidos y la Unión Europea eran los mayores demandantes de carne en el mundo con alrededor de un 50%, detrás lejos venían los países asiáticos y muy por detrás los países latinoamericanos. Hoy en día, y proyectándonos diez años para adelante va a bajar a la mitad la demanda de la UE y EE.UU, China va a superar el 50% y Latinoamérica va a estar en el 25%. Es decir, que hay un cambio, fruto del crecimiento del mundo con mayor demanda de carne”, repasó Canosa.

Además, los especialistas analizaron el crecimiento de la producción en el país. “Desde 2015 a la fecha, la producción aumentó un 10%, las exportaciones de todas las carnes crecieron fuertemente (carne vacuna 116%, pollo 27%, ovinos 70%, porcinos más del 60%), y esto sin desabastecer el mercado interno sino todo lo contrario, ya que Argentina sigue siendo uno de los mayores consumidores de proteína animal con 120 kilos per cápita al año”, explicó Canosa.

Carga impositiva

Otro de los temas que señalaron fue el aumento diferencial de precios. Desde 2015 a hoy, el maíz aumentó un 150%, el gasoil un 80%, el índice de precios al consumidor trepó cerca de un 100% y la carne solo un 40%.

En el desarrollo de la jornada, uno de los paneles abordó el impacto impositivo en la ganadería y la carne. En ese marco, David Miazzo, coordinador de Investigaciones de Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) presentó un estudio sobre la incidencia de los gravámenes en precio final del producto. Especialistas de FADA analizaron la cadena para determinar cuántos impuestos se pagan en cada corte de carne. “La conclusión fue que el 24,5% de lo que el consumidor paga en una carnicería o en un supermercado por un corte de carne, son impuestos. Uno de cada cuatro peso que pagás, son impuestos”, reveló Miazzo.

De acuerdo al coordinador, por jurisdicción, se distribuye en un tercio de impuestos nacionales, un 27 a 28% de impuestos provinciales y el resto municipales. “A su vez, el impuesto más importante es el IVA, como en el resto de la economía; en segundo lugar, se ubica el Impuesto a las Ganancias y después el resto de los impuestos”, detalló.

En cuanto a Ingresos Brutos, “siempre se habla de que es un impuesto en cascada, es decir, que se aplica en cada uno de los eslabones, este termina representando el 4% del precio final. Incluso cuando, varias provincias tienen exenta la actividad primaria y bajo el pacto fiscal se han bajado algunas de olas alícuotas”, explicó Miazzo.

misionesonline

Compartinos en...

Comentários no Facebook