Grupo de migrantes destroza la barrera que separa Guatemala de México

Con la amenaza de Donald Trump de movilizar al ejército en caso de que México no pueda frenar a los migrantes que buscan entrar a Estados Unidos como telón de fondo, una caravana de personas de distintos puntos de Centroamérica quebró hoy una valla fronteriza en Guatemala e ingresaron a territorio mexicano. La caravana la conforman por lo menos 3 mil personas.

El Presidente estadounidense, vía Twitter, afirmó ayer que sellaría la frontera sur, que limita con México, con el fin de impedir la entrada de inmigrantes ilegales de Honduras, Guatemala y El Salvador. En el mensaje compartido en redes sociales también apuntó al Partido Demócrata por oponerse a su política de control de las fronteras.

En este marco, la caravana de migrantes derribó este viernes un portón que une Guatemala con México. Primero ingresaron los menores, luego las mujeres, y los hombres se encargaron de romper por completo la barrera que los alejaba de su sueño de ingresar a Estados Unidos. No faltaron personas desmayadas ni cánticos a favor de la inmigración.

Lo cierto es que la amenaza del mandatario del gigante del Norte no resultó suficiente para que las fuerzas de seguridad de México lograran detener a la oleada de personas. Cabe destacar que la mayoría de los que integran la citada caravana son de Honduras y, por la mañana, habían advertido sobre su intención de atravesar el puente que une los dos países.

“¡Somos inmigrantes, no somos traficantes!”, exclamaban mientras cruzaban el puente fronterizo al tiempo que uniformados intentaban hacerlos retroceder. Vale señalar que frente a este escenario, el Gobierno mexicano adoptó la decisión de fortificar la seguridad en la zona. Donald Trump, en tanto, ya había elevado la advertencia de movilizar a su ejército.

“Además de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque, y si no puedo hacerlo, llamaré al Ejército de Estados Unidos y cerraré nuestra frontera sur”, había lanzado el jefe de Estado al tiempo que sumó: “El asalto a nuestro país en nuestra frontera sur, incluida la afluencia de elementos criminales y de drogas, es mucho más importante para mí, como Presidente, que el comercio o el (tratado) USMCA”.

Desde el viernes pasado, cientos de personas de Honduras, Guatemala y El Salvador, entre otros países de la región, iniciaron una inmigración hacia el país norteamericano. Ante este panorama, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó estar trabajando en un sistema para poder otorgarle trabajo y visas a los inmigrantes, ofreciéndoles la oportunidad de quedar en México en vez de trasladarse a Estados Unidos.

El Intransigente

Compartinos en...

Comentários no Facebook