La UE multa por tercera vez a Google: 1.490 millones de euros por prácticas abusivas con AdSense

Google sabía lo que se le venía encima. Pocas horas después de su anuncio, la Comisión Europea ha anunciado una nueva multa a Google por valor de 1.490 millones de euros en la que se le acusa de prácticas abusivas con sus servicios de publicidad online.

Se trata de la tercera multa de Google que recibe por parte de la UE. Primero fueron 2.420 millones de euros por su posición dominante con Shopping y un año después llegó la histórica multa de 4.340 millones por utilizar Android como vehículo para consolidar su dominio en las búsquedas. Ahora, Google pierde su tercer caso y es sancionado por “restringir artificialmente la posibilidad de que otras páginas web puedan desplegar publicidad de competidores de Google”.

Tercer caso perdido por Google ante la Comisión Europea

Margrethe Vestager durante el anuncio de la tercera multa a Google.

Según la Comisión, Google ha utilizado su posición dominante para imponer una serie de requisitos en diferentes periodos de tiempo: exclusividad, visualización preferente de un número mínimo de anuncios de búsqueda de Google y el derecho a autorizar anuncios de la competencia.

La comisaria Margrethe Vestager ha explicado así la posición dominante de Google por la que ha sido multado: “Hoy la Comisión ha multado a Google con 1.490 millones de euros por el uso ilegal de su posición dominante en el mercado” […] “Durante los últimos 10 años ha denegado a otras compañías la posibilidad de competir por méritos propios y ha delimitado los beneficios para los consumidores de esta competición”.

Solo en 2018, Google pagó más dinero en multas a la Unión Europea que en impuestos en todo el mundo. En total, con esta tercera multa ya van 8.300 millones de euros.

Google sostiene que Adsense es solo una parte pequeña de los ingresos publicitarios, pero según el comunicado de la Comisión Europea, la compañía tuvo una cuota de mercado por encima del 70% entre 2006 y 2016. Una cuota que en el caso del buscador supera el 90% en algunos mercados e impide a competidores como Microsoft o Yahoo poder vender su publicidad en los resultados de búsqueda de Google.

La multa de 1.494 millones de euros representa el 1,29% del volumen de negocio de Google en 2018, un cálculo que la UE ha realizado sobre la base del valor de los ingresos de Google procedentes de la intermediación publicitaria. Se trata de una cifra considerablemente inferior al máximo del 10% de la última facturación global, que en el caso de Google habría supuesto 11.400 millones de euros.

La sanción además requiere que, como mínimo, Google cese sus prácticas ilegales. Si bien, Google podrá como en anteriores ocasiones recurrir la sentencia ante la Justicia Europea.

XATAKA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *